Deportes

Nadal el 'Rey de la Tierra' vuelve para demostrarlo en París

La fortaleza del español Rafael Nadal habrá que demostrarla de nuevo en la cita por excelencia sobre tierra batida, Roland Garros comienza hoy en París. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 05:21 h.

La final del Masters Series de Hamburgo dejó claro una vez más la fortaleza del español Rafael Nadal sobre quien va delante de él en la clasificación mundial, el suizo Roger Federer, y sobre quien precede, el serbio Novak Djokovic, pero ahora hay que demostrarlo de nuevo en la cita por excelencia sobre esta superficie, Roland Garros, que comienza hoy en París.

Nadal ha ganado ya tres veces seguidas en París. En 2005 ante el argentino Mariano Puerta, y en los dos últimos años frente al mismo rival, Federer, quien parece haber admitido que éste, sin duda, no es su torneo, mientras el "Rey de la Tierra", Nadal, exista.

Ahora, el de Manacor, aspira a convertirse en el primer jugador, después de Bjorn Borg (1978-81), en ganar este torneo cuatro veces seguidas, aunque el sueco añadió otros dos triunfos más antes (1974-75).

Nadal no se considera, de nuevo, el máximo favorito. A pesar de haber ganado este año por cuarta vez en Barcelona y en Montecarlo, de no hacerlo en Roma, debido a unas ampollas en el pie, y por culpa de Juan Carlos Ferrero, y de triunfar por primera vez en Hamburgo, para convertirse en el tercer jugador en la historia (Gustavo Kuerten y Marcelo Ríos) que reúne en su palmarés los tres Masters Series de tierra.

A sus rivales esta humildad les supera ya, porque saben de sobra que en los últimos 110 partidos, Rafa ha perdido solo dos, y que en París lleva una marca de 21-0. Federer, incluso se ha mostrado disgustado alguna vez por esta machacona insistencia.

Pero el suizo tampoco ha podido disimular su impotencia por ceder ante el español este año en tierra, en las finales de Montecarlo y Hamburgo, teniendo en ambas suficiente ventaja inicial, 4-0 en la capital monegasca, y de 5-1 en tierras alemanas. Su falta de garra en los momentos determinantes ha marcado de nuevo las diferencias.

Por contra, Nadal llega a París reforzado de moral, capaz de haber defendido con uñas y dientes su puesto de segundo jugador del mundo ante Djokovic, aunque sabe que el serbio tiene opciones de superarle, bien en París o luego en Wimbledon, pero eso incluso lo tiene asumido.

En el cuadro femenino, la ausencia más relevante será la de la belga Justine Henin, la ganadora de los tres últimos años, que acaba de anunciar su retirada. Esa baja abre el cuadro de forma increíble para la rusa Maria Sharapova, nueva número uno del mundo, la serbia Anna Ivanovic, finalista el año pasado y sobre todo, a la estadounidense Serena Williams, ganadora en 2002.

Serena, quinta favorita, es la única mujer del cuadro que triunfado ya en París, y cree que en esta temporada se encuentra en las mejores condiciones para repetir el triunfo. "Probablemente he hecho la mejor preparación en tierra desde el 2002", ha comentado. "Me siento como si hubiera jugado muchos torneos sobre tierra, como una verdadera especialista en esta superficie, lo que es muy importante para mi. Realmente, estoy al cien por cien".

Son bajas destacadas también Lindsay Davenport, Sania Mirza, Daniela Hantuchova, Sebastien Grosjean y Tommy Haas.

  • 1