Deportes

Nadal encabeza la 'rebelión de los ahogados'

El tenista español mostró su enfado, junto al resto de participantes del Abierto de EEUU, por obligarles a jugar con la pista mojada.

el 08 sep 2011 / 14:48 h.

El tenista español Rafael Nadal (i) conversa con el árbitro Brian Earley (d) con el juego detenido por la lluvia durante su partido de cuarta ronda del Abierto de Estados Unidos.
La Asociación de tenis de Estados Unidos (USTA) ha emitido un comunicado oficial en el que informa de que los tres partidos de octavos de final del Abierto de Estados Unidos , que comenzaron con hora y media de retraso y de los que apenas se pudieron jugar 15 minutos, comenzaron porque las predicciones indicaban que se podría jugar cerca de dos horas.

Esta nota se ha hecho pública después de que los jugadores Rafa Nadal , Andy Murray y Andy Roddick, implicados en los partidos que se encuentran suspendidos, mostraran su malestar por tener que jugar apenas unos minutos cuando había informaciones de que hasta la tarde no se podría jugar de forma continuada y al asegurar que las pistas estaban aún húmedas cuando jugaron y que por tanto era peligroso.

Así, el tenista norteamericano, que está disputando su partido ante el español David Ferrer, apuntó que habían hablado con los organizadores tras conversar anteriormente entre los jugadores para manifestar su malestar.

"Si hay una discusión para saber si se puede jugar o no en las pistas, en mi opinión quiere decir que no se puede. Hemos querido hacer saber a la organización que no queríamos ser expuestos a esa situación. Comprendo que hace falta que haya tenis en la televisión y los aspectos económicos que hay, pero los jugadores deben estar seguros", señaló Roddick.

En la misma línea se expresó Rafa Nadal al indicar que "no nos sentimos protegidos. Esto es un Grand Slam , está en juego mucho dinero y comprendo que nosotros somos parte del espectáculo pero no es justo jugar en estas condiciones".

El cuarto cabeza de serie del torneo, Andy Murray, explicó que cuando salió a jugar ante el estadounidense Donald Young "habían estado secando la pista 45 minutos pero nunca dejó de llover. Era peligroso, las líneas estaban muy resbaladizas y la parte de atrás estaba muy empapada. Los tenistas somos los primeros que queremos salir a jugar pero no cuando es peligroso".

Por su parte, el comunicado de la USTA indica que la "mejor" información que poseían a mediodía indicaba la posibilidad de "dos horas sin lluvia", aunque reconocieron que "desafortunadamente, no toda la lluvia y la niebla aparece en el radar".

"Tenemos árbitros experimentados y deciden si las pistas están aptas para jugar. Las condiciones pueden no ser las ideales, pero aun así eran seguras. Sin embargo, si un jugador o jugadores sienten que las condiciones son inseguras, les escuchamos, como hemos hecho siempre, y el árbitro utiliza esa información como parte de sus evaluación acerca de si continuar o detener el juego", concluye la nota.

  • 1