Deportes

Nadal, otro paso y nuevas dudas

Rafael Nadal formalizó el trámite ante Nicolás Almagro (7-5, 6-4 y 6-4) y fijó su estancia en los octavos de final del Abierto de Estados Unidos.

el 16 sep 2009 / 08:19 h.

Rafael Nadal formalizó el trámite ante Nicolás Almagro (7-5, 6-4 y 6-4) y fijó su estancia en los octavos de final del Abierto de Estados Unidos, pero levantó la incertidumbre competitiva a su alrededor y despertó de nuevo la inquietud sobre su estado físico. Verdasco, Robredo y Ferrero le acompañarán en la búsqueda de los cuartos de final.

La imagen del duelo español, que terminó por ampliar a cuatro la representación hispana en la cuarta ronda del torneo, reveló a los dos tenistas tumbados en el suelo antes del cuarto juego del tercer set, atendidos de distintas dolencias. Almagro aprovechó para que le atendieran en la espalda, pero antes, el tercer jugador del mundo encendió las alarmas cuando solicitó la presencia del fisioterapeuta de la ATP Michal Novotni.

Rafael Nadal se quejó del dolor en el abdomen y ahí fue tratado. Está tan al aire la situación física del balear, que cuando tuerce un gesto parece que todo se convulsiona. Nadal está de vuelta en un Grand Slam después de caer en Roland Garros y de dimitir de Wimbledon a causa de la tendinitis en sus rodillas. Volvió a competir, tras curarse en Mallorca, 70 días después para iniciar la temporada americana, en la que empezó con molestias abdominales. Nadal había de apariencia preocupante hasta ahora en el físico del español. Al menos que pretendiera delatar. Pero la petición de asistencia sobre la cancha empezó a justificar algunos asuntos que hicieron recelar de su momento de forma en el juego.

De hecho, el primer set fue un permanente vaivén de roturas. No sacó bien Nadal. No lo ha hecho durante todo el torneo. Se dejó el saque en cinco ocasiones durante el partido. Excesivas roturas para un candidato que mide sus fuerzas, en tercera ronda y contra un rival inferior. Nunca Almagro ha creado tantos contratiempos al balear, que le arrolló en las tres citas previas en las que habían coincidido.

El dolor abdominal dificultó la puesta en marcha de cada punto de Nadal y cuestionó su movilidad. La situación vuelve a generar debate. A cuestionar su capacidad para hacer frente al éxito en el único major que le queda por conquistar. Sólo la inestabilidad en el juego de su adversario le facilitó la tarea.

JORNADA FRUCTÍFERA. Nadal, que jugará en octavos ante el ganador del partido entre el francés Gael Monfils y el argentino José Acasuso (partido que se disputaba la pasada madrugada), solventó el trámite en una jornada fructífera para el tenis español. Su victoria se unió a la de Juan Carlos Ferrero frente al galo Gilles Simon (1-6, 6-4, 7-6 (5), 1-0 y retirada); Fernando Verdasco, que ganó por primera vez en su carrera al alemán Tommy Haas (3-6, 7-5, 7-6(8), 1-6 y 6-4) y ahora se medirá al estadounidense John Isner, quien dio la sorpresa al derrotar a su compatriota Andy Roddick (7-6 (3), 6-3, 3-6, 5-7 y 7-6 (5)); y Tommy Robredo, que se topa en octavos con el número uno y defensor del título, Roger Federer, después de deshacerse del ídolo local, James Blake ((7-6 (2), 6-4 y 6-4).

Robredo se medirá al suizo esta tarde en la pista central Arthur Ashe Stadium a las 20.30 en España. Mientras, Fernando Verdasco jugará ante el estadounidense John Isner media hora después (21.00 en España) en la cancha Louis Armstrong para lograr su mejor resultado en Nueva York.

  • 1