Deportes

Nadal resiste ante Fish y debuta con victoria en la Copa de Maestros

El balear tuvo que emplearse a fondo para batir al estadounidense en el desempate del tercer set. El suizo Roger Federer también sufrió ante el francés Tsonga en el debut.

el 21 nov 2011 / 00:17 h.

El español Rafael Nadal se acabó imponiendo al estadounidense Mardy Fish por 6-2, 3-6 y 7-6 (7-3) en su primer encuentro en la Copa de Maestros de Londres tras una disputada lucha de dos horas y 53 minutos.

Al mallorquín no le hizo falta aclimatación para saltar a la pista tras dos semanas de descanso y arrollar al número ocho del mundo en el primer set, pero se hundió a principios del segundo y nadó a contracorriente en el resto de un choque en el que desaprovechó dos bolas de partido y acabó ganando en el tie-break.

Ante un público entregado, con cientos de espectadores españoles entre los casi 20.000 que abarrotaban el pabellón O2 londinense, el número dos del mundo se desgastó ante un Fish que perdonó ocho bolas de ruptura a lo largo del encuentro.

El mallorquín se presenta este año por quinta vez en un campeonato en pista cubierta que reúne a los ocho mejores tenistas del circuito y que se le ha resistido hasta ahora. Su mejor resultado en el Masters lo obtuvo el año pasado, cuando se plantó en una final que perdió ante el suizo Roger Federer.

El rival del manacorense anoche sustituye este año a Andy Roddick como representante estadounidense, después de que el texano haya caído hasta el puesto 14 en el ranking de la ATP tras haberse mantenido en las primeras posiciones de la lista durante nueve años casi ininterrumpidos.

Fish entró por vez primera esta temporada en el top 10 del tenis mundial y, durante este año, ha ganado en una sola ocasión al español en las nueve veces que se han encontrado, el pasado agosto, en el Masters 1.000 de Cincinnati.

Nadal aprovechó los nervios iniciales de Fish para romper el servicio de su rival en el primer juego del partido.

Pasada esa ansiedad de los primeros compases, el estadounidense supo controlar el choque en sus servicios, mientras que se veía obligado a moverse de una lado a otro de la pista cuando Nadal llevaba la iniciativa.

El español necesitó poco más de media hora para anotarse el primer set tras romper por dos veces el servicio de Fish.

En el primer parcial, el número ocho evidenció problemas con su servicio, y falló el 40 por ciento de sus primeros saques y casi 70 por ciento de sus segundos, pero se recuperó al iniciarse el segundo set.

Acertó casi todos sus servicios en los tres primeros juegos y aprovechó su primera bola de ruptura en el partido para establecer una sólida ventaja de 3-0.

Ese golpe de efecto de Fish fue un punto de inflexión en la dinámica del encuentro, y a partir de entonces Nadal comenzó a cometer errores no forzados que facilitaban la vida a su rival, mientras que Fish supo dar a su juego la seguridad que le había faltado al inicio del choque.

El de Minnesota tuvo la oportunidad de sentenciar el segundo set con una bola de ruptura para situarse 1-5, pero Nadal supo defenderse del juego de fondo de Fish y recuperó aire en un set en el que sufrió para no volver a dejar escapar su servicio.
La primera doble falta en el encuentro de Fish y un fallo en la red del estadounidense devolvieron provisionalmente las opciones en el parcial para Nadal, que se vio abocado al tercer set tras desaprovechar una bola de ruptura.

El mallorquín volvió a salir a la pista azul de Londres con las fuerzas renovadas y embistió a su rival para ponerse 2-0 por delante. Tras una última media hora eléctrica, Nadal desaprovechó dos bolas de partido al resto, y el estadounidense pudo forzar un desempate que terminó perdiendo.

El suizo Roger Federer, número cuatro del mundo, batió con algunas dificultades en el primer partido del Masters al francés Jo-Wilfried Tsonga, sexto cabeza de serie, por 6-2, 2-6 y 6-4, en una hora y 28 minutos.

Federer sufrió más de lo previsto contra el francés, a quien ya superó hace poco más de una semana en la final del Masters 1.000 de París, y que le arrebató contra pronóstico el segundo set ante los 20.000 aficionados que abarrotaron el pabellón O2 londinense, entre ellos Rafael Nadal, que vio el partido entre el público.

  • 1