sábado, 15 diciembre 2018
00:19
, última actualización
Deportes

Nadal y compañía aprietan en la pista y se relajan fuera

Jornada compartida entre el sudor de los entrenamientos y el relax de un clinic con niños para el equipo español de Copa Davis, que vela armas para la final de La Cartuja. Hoy jueves, sorteo de emparejamientos. 

el 30 nov 2011 / 22:00 h.

Nadal firma en el libro de honor de la ciudad.

La final de la Copa Davis 2011 ha iniciado ya su cuenta atrás y este mediodía, en el Teatro Lope de Vega, será el momento en el que españoles y argentinos se pongan serios y empiecen a visualizar, ya con nombres y rostros totalmente definidos, el duelo que comenzarán a librar desde la 14.00 horas de mañana viernes.

El sorteo de emparejamientos, todo un clásico dentro del protocolo de la competición por equipos nacionales, despejará las incógnitas y revelará los planes que Albert Costa y Tito Vázquez, los capitanes de ambas escuadras, tienen para tratar de conquistar el que sería quinto título en el caso de los anfitriones y primero en el de la albiceleste.

Si en el caso del seleccionador español hay escasas dudas, pues casi todo el mundo apuesta por que Rafa Nadal y David Ferrer disputen los individuales y Feliciano López y Fernando Verdasco el dobles, menos clara parece la estrategia argentina y las opciones que se barajan son múltiples, tanto para los singles (Del Potro y ¿Nalbandian o Mónaco?) como para el dobles (¿Nalbandian con Mónaco, Mónaco con Chela?) y no se descarta algún golpe de efecto de última hora.

Los sudamericanos, eso sí, han tenido el tiempo a su favor, ya que llevan casi un mes preparando la cita y, además, siguen disponiendo de esa ventaja porque nada les distrae de su objetivo. Todo lo contrario que los españoles, que aparte de sus entrenamientos han de dedicar algunas horas a los compromisos institucionales con la ciudad que les debe impulsar hacia la gloria en su condición de talismán.

Aunque nunca se sabe si estos actos de esparcimiento pueden incluso ayudar a relajar cuerpo y mente antes de un titánico esfuerzo como el que espera a Nadal y compañía en el Estadio de La Cartuja.en el ayuntamiento.

El caso es que el equipo español al completo tuvo tarde libre, o lo que es lo mismo, adelantó la sesión de trabajo vespertina para dirigirse al Ayuntamiento de Sevilla y, en compañía del edil Juan Ignacio Zoido, visitar el Museo del Tenis instalado en uno de los salones del consistorio y dejar luego su firma y su dedicatoria en el libro de honor de la ciudad.

A continuación, Albert Costa y sus pupilos se dirigieron a la Plaza de San Francisco para allí compartir sus secretos con una treintena de niños pertenecientes a los distintos clubes de Sevilla, con edades comprendidas entre los 10 y los 14 años. Los tenistas echaron un rato agradable y no dudaron en firmar autógrafos y carteles de la final a los entusiasmados críos.

Un relax que contrasta con la tensión creciente que se palpa en las sesiones de entrenamiento en el recinto cartujano. Y es que por la mañana Rafael Nadal siguió apretando y exigiéndose para llegar a tope al viernes, ensayando en la pista central con Fernando Verdasco, con el que intercambió golpes de gran variedad y potencia, mientras David Ferrer trabajaba a su ritmo con el capitán Costa en la pista anexa.

Todo ello en una intensa quinta jornada en la que la otra gran noticia fue la confirmación de que el Rey don Juan Carlos asistirá a la gran final para arropar al equipo español junto a los Príncipes de Asturias, que ya estuvieron en la final de la edición de 2004. El monarca llegará a la capital hispalense mañana viernes para ver los dos encuentros individuales con que arrancará una eliminatoria que deberá ratificar el reinado de España en el mundo, al menos en el del tenis.

  • 1