Deportes

Natación y atletismo se suman a la fiesta nacional

El atletismo y la natación se desquitaron de su mal 2008 y brillaron en Italia. Marta Domínguez, García Bragado o la sincronizada protagonizaron algunas gestas.

el 30 dic 2009 / 21:21 h.

Las españolas brillaron en el Foro Itálico.
Marta Domínguez al cruzar la línea de meta.

Tanto los nadadores como los atletas españoles se marcharon con cierta amargura de los Juegos Olímpicos de Pekín tras volverse de vacío en cuanto a metales y no poder cumplir con unas expectativas iniciales quizás demasiado exigentes.

Pero 2009 ha servido para poner las cosas en su sitio y reivindicar el verdadero valor de la natación y el atletismo patrios, que han aprovechado de lo lindo las citas universales para rayar a un gran nivel y cosechar un buen número de preseas.

Especialmente llamativa fue la actuación de los españoles en las piscinas del Foro Itálico de Roma, destacando sobremanera las siete medallas conseguidas por las sirenas de la sincronizada, con Gemma Mengual a la cabeza: el oro en combo y las seis platas (equipo, solo  y dúo, en los tres casos tanto en la prueba técnica como en la libre) les valieron a las nadadoras españolas el título global por países, incluso por encima de la imbatible Rusia pese a que las eslavas lograron más oros.

Otra plata añadieron los chicos del waterpolo, que sólo cedieron en los penaltis tras una vibrante final con Serbia, y la natación aportó tres bronces: dos con la firma del cordobés Rafa Muñoz (50 y 100 mariposa) y el tercero a cargo del catalán Aschwin Wildeboer, amén de ocho records nacionales.

En suma, once medallas deparó el Mundial de Roma, que concluyó a primeros de agosto, y otras dos llegaron en el de atletismo en Berlín veinte días después. La palentina Marta Domínguez fue la gran triunfadora al proclamarse campeona del mundo de 3.000 obstáculos tras ganar el pulso a la rusa Yuliya Zarudneva, con nuevo récord de España y arañando el primer oro español en un Mundial desde Sevilla’99 (Antón y Montalvo).

Y el veterano Ángel García Bragado, con el bronce en los 50 kilómetros marcha, completó un botín que pudo ser mayor de no haber descalificado los jueces por una maniobra irregular a Natalia Rodríguez tras ganar la final de 1.500 metros.
La propia Natalia y Diego Ruiz (1.500), Luis Alberto Marco (800) y Ruth Beitia (altura) ya habían cosechado platas en el Europeo indoor de Turín, con bronce para Jesús España (3.000).

  • 1