Deportes

Navarro frustra el final soñado del Cajasol

el 28 feb 2010 / 15:34 h.

Xavi Rey y Ndong, en el suelo por lograr una pelota.

Tres partidos prácticamente calcados han discutido esta temporada Cajasol y Regal Barcelona. Tres partidos igualados en los que el conjunto sevillano ha sido capaz de aguantarle la cara a un bloque tremendo, un rodillo implacable al que es difícil hallarle una fisura o pillarlo en un renuncio mental. Grandes defensas, alternativas en un marcador con pocos puntos y un desenlace marcado por los detalles de talento defensivo y ofensivo del conjunto catalán, ante un Caja que siempre ha sufrido un apagón en los minutos de la verdad, cierto es, cuando la mejor retaguardia de la historia de la ACB tocó a rebato.

Suele ocurrir. La puesta en escena sobre la madera de un San Pablo abarrotado, como en los mejores tiempos, ofreció dos conceptos de baloncesto similares en cuanto a la primacía del colectivo, caldo de cultivo desde el que emerge una figura individual que desequilibra la cuenta de resultados. Es obvio que en la nómina de Xavi Pascual hasta el utillero puede cumplir con ese rol, pero Plaza se quedó una vez más con la plaza vacante. Seis puntos en los primeros siete minutos del último cuarto es una circunstancia incompatible con una victoria sobre este líder de la ACB, en el que como tantas otras veces Juan Carlos Navarro, con 9 puntos de sus 18 en este último parcial, decidió la vigésimo primera  victoria para el campeón de Copa en veintitrés jornadas.

Nada que objetar en cuanto al interés, el esfuerzo e incluso el convencimiento del equipo azulón, más cuando no contaba para la causa con Tariq Kirksay, el imprescindible. Si acaso detalles, aunque al final son los que deciden cuando la exigencia es máxima. El Cajasol sufrió mucho cuando la rotación interior se ponía en marcha. Los descansos de Juanjo Triguero, especialmente entregado al rebote y con cierto punch ante las enormes torres rivales, los pagó caro el equipo de Plaza, al que no le alcanza con Rey y Radenovic. En esa disección, cuesta entender por qué a Triguero le aguanta tan poco el físico, sea para tener que pasar por el banco o para pagar una alta factura en ataque, donde parece no tener resuello cuando se emplea en defensa.

Luego está la cuestión del lanzamiento exterior. Hasta el triple de Savanovic mediado el segundo cuarto todas las canastas locales eran debajo de aro, tras pase doblado o penetración. Esa disposición comprime los espacios, porque incluso Douglas, que llegó para proporcionar tiro, casi siempre buscó percutir, sin que lograra además un buen botín en faltas personales. El primero de los triples del alero cajista sirvió para  subir la temperatura (54-55); para cuando llegó el segundo el fogón estaba apagado (60-67). Entre uno y otro Navarro se dedicó a ganar el partido.


- Ficha técnica:

64 - Cajasol (14+16+21+13): Savanovic (20), Triguero (6), Calloway (6), Andrés Miso (9), Douglas (17) -cinco inicial-, Satoransky (-), Tyrone Ellis (-), Kirksay (-), Sastre (3), Xavier Rey (2), Radenovic (1) y Cabanas (-).

71 - Regal Barcelona (15+17+23+16): Basile (3), Ricky Rubio (3), Fran Vázquez (8), Navarro (18), Morris (5) -cinco inicial-, Lakovic (6), Trias (-), Ndong (4), Sada (0), Lorbek (9), Mickeal (7) y Grimau (8).

Árbitros: Xavier Amorós, García González y Rial. Sin eliminados.

Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante cerca de ocho mil espectadores que llenaron casi al completo las gradas.

  • 1