Deportes

Navarro y los triples dejan al Real Madrid fuera del torneo

Juan Carlos Navarro, un gran choque colectivo y una furiosa lluvia de triples decantaron la primera eliminatoria de la Copa a favor del Barcelona y cortaron la racha de remontadas épicas a las que el Real Madrid se había acostumbrado en los últimos meses.

el 15 sep 2009 / 22:57 h.

Jorge Muñoa (EFE)

Juan Carlos Navarro, un gran choque colectivo y una furiosa lluvia de triples decantaron la primera eliminatoria de la Copa a favor del Barcelona y cortaron la racha de remontadas épicas a las que el Real Madrid se había acostumbrado en los últimos meses.

El turco Ilyasova preparó el camino en un comienzo de libro. Siete puntos, un tapón y un mate con su firma en los seis primeros minutos forzaron al banquillo madrileño a reclamar el primer tiempo muerto de la tarde (8-15). La tendencia marcada por los del Palau sugería un duro castigo. Sin embargo, si hay un rasgo característico de este Real Madrid, a base de remontadas imposibles, es el espíritu de sufrimiento.

Ilyasova, Barton y Santiago rubricaron la sensacional interpretación del baloncesto que ejecutó el Barca desde el salto inicial. El banquillo madridista, como en otras ocasiones de vértigo precedentes, ignoró el pánico. La aplicación reboteadora, el arsenal de calidad de Bullock, la irrupción de Van den Spigel y toda la combatividad que derrochan los blancos hicieron posible que el descanso interrumpiera el tira y afloja del clásico con el cuadro de Joan Plaza más que vivo a la vista de lo que aguantaba (38-44).

El Barca estiró la diferencia a 13 puntos (43-56, m.26) y, pese a no completar la sentencia (59-64, m. 30), evitó caer en errores. A partir de ahí, Juan Carlos Navarro, excelso, lideró una lluvia de triples sobre el aro del Real Madrid. Pero, ni por esas. Los blancos siguieron en pie de tal modo que, a falta de un minuto, había partido. Un oportuno lanzamiento paralelo a la línea de fondo de Fran Vázquez acabó con la resistencia madrileña (74-82). Navarro y un trece de treinta en triples no dejaban otra opción.

  • 1