Deportes

Navas, Palop, Guti y los descuentos gratuitos

Vaya por delante que el Madrid hizo un partidazo, en especial tras la salida de Guti, pero aún me pregunto por qué Iturralde descontó ocho minutos, cuatro en la primera parte y cuatro en la segunda. Miento, los cuatro de la segunda parte no se llegaron a cumplir porque ya no hacía falta, el Madrid había hecho el 3-2 poco antes y 'sobraron' unos segundos.

el 07 mar 2010 / 00:18 h.

Palop y Sergio Ramos, dos de los protagonistas de la noche.

Si le llegan a faltar, no tengan la menor duda de que los cuatro minutos de descuento hubieran pasado a cinco o seis, pues lo de los árbitros en Madrid o Barcelona es de poca vergüenza.   Hasta tres faltas de saque les pitó Iturralde a los jugadores sevillistas y ninguna a los del Madrid, que sacaron varias veces igual de mal sin ser sancionados.

Pero lo del descuento a la carta ya es demasié: que pierde el grande en casa, se descuenta lo que haga falta; que ya va ganando, no se descuenta ni lo que se había anunciado que se iba a descontar. Al menos guarden las formas señores colegiados.... que se les ve el plumero desde muy lejos.

En fin, que al Sevilla se le fue una oportunidad estupenda de reivindicarse, pues dejó escapar un 0-2 digamos que muy afortunado (no remató a puerta e hizo dos goles) que podía haber dejado la Liga prácticamente sentenciada... a favor del Barcelona, que minutos antes estuvo a punto de perder otro partido loco en Almería que acabó empatando y que parecía que le iba a valer incluso para ampliar diferencias con el Madrid... hasta que apareció Guti y con él Rafael Van der Vaart, que hicieron líder al Madrid de sopetón.

El Sevilla se plantó valiente en el Bernabéu y Jesús Navas pronto dejó su carta de presentación: a los 9 minutos ya había hecho la jugada del 0-1. Luego entre Drago y el cante del irreconocible Casillas hicieron el 0-2.

Por entonces Palop (once paradas) ya había salvado varios goles y a partir de entonces tuvo que salvar varios más, pues el arreón de los merengues fue tremendo. Los palos -hasta tres- le ayudaron más que Stankevicius y compañía y a duras penas pudo llegar el Sevilla con el 2-2 al minuto 92.

Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos habían igualado la contienda, pero el que desequilibró las fuerzas desde que salió fue Guti, por mucho que Jiménez le pusiera a Duscher de perro de presa poco después. El rubio fue clave en la remontada, pero aún no me explico por qué Iturralde descontó tanto. O sí.

  • 1