Deportes

Navas, tres semanas de baja

La peor consecuencia que arrastra el esguince de tobillo de Jesús Navas es que cortará de cuajo su pretemporada durante las tres próximas semanas. Pero dentro de lo malo, lo mejor es que se trata, precisamente, de Jesús Navas.

el 16 sep 2009 / 06:26 h.

La peor consecuencia que arrastra el esguince de tobillo de Jesús Navas es que cortará de cuajo su pretemporada durante las tres próximas semanas. Pero dentro de lo malo, lo mejor es que se trata, precisamente, de Jesús Navas.

Si en la plantilla sevillista hay un futbolista capacitado para ponerse a punto físicamente en un tiempo récord ése es, sin duda, Jesús Navas. Ya lo ha hecho otras veces. Veranos atrás, cuando el palaciego sufría sus problemas de ansiedad, se perdía días y días de trabajo, de pretemporada y de concentraciones, luego llegaban los partidos importantes y allí que aparecía el canterano como si nada. Corriendo como el que más y aguantando como pocos.

Por eso, el contratiempo que supone para él mismo y para el Sevilla el esguince de tobillo que se produjo el pasado martes, por el cual permanecerá tres semanas de baja, según el parte médico del club, debe tomarse con calma y con optimismo. De hecho, según la explicación de Adolfo Muñoz, jefe de los servicios médicos nervionenses, el percance de Navas podría haber sido peor. "Tras someterse a pruebas de rayos X y a una resonancia magnética, hemos comprobado que se trata de un esguince de segundo grado en los ligamentos externos del tobillo, descartándose en principio daño a nivel óseo", apuntó.

En principio, Navas podría estar trabajando con el resto del grupo el día 19 de agosto, unos diez días antes del estreno liguero con el Valencia en Mestalla.

KANOUTÉ, CON EL GRUPO

Por otra parte, al margen de la lesión de Navas, baja para esta noche ante el Lyon y para el Trofeo Carranza, la nota positiva de la mañana en la ciudad deportiva la puso Frederic Kanouté con su incorporación progresiva al trabajo de grupo. Progresiva porque no participó el malí en el habitual partidillo. Junto a él, antes del mismo, también se retiró Fernando Navarro, que se presentó con un gran hematoma en el párpado, producto de un golpe recibido en el accidentado entrenamiento del martes.

En cuanto al resto de la plantilla, Romaric, Chevantón y Fazio tampoco se entrenaron ayer, mientras que Duscher continúa trabajando al margen del grupo.

El delantero uruguayo sufre una sobrecarga muscular en la pierna izquierda, mientras que el argentino continúa con su casi eterno problema de ampollas, que se ha complicado al no cicatrizar bien la herida. Romaric ha empezado a hacer trabajo aeróbico sobre la bicicleta estática.

Lo más destacable de la sesión fue el partidillo, donde Jiménez trabajó la táctica. De hecho, lo interrumpió en más de una ocasión para dar las instrucciones pertinentes. En la medular, probó a Renato y Zokora.

  • 1