Local

Nawaz Sharif quiere liberar a Pakinstán de la dictadura

El ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif puso ayer fin a siete años de exilio y regresó a su país con el compromiso de participar "plenamente" en política sin buscar "ninguna venganza" personal. Sharif aseguró nada más llegar que vuelve al país decidido a "librar a Pakistán de la dictadura" y pidió que se deroguen "todas las medidas tomadas el 3 de noviembre".

el 14 sep 2009 / 20:41 h.

TAGS:

El ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif puso ayer fin a siete años de exilio y regresó a su país con el compromiso de participar "plenamente" en política sin buscar "ninguna venganza" personal. Sharif aseguró nada más llegar que vuelve al país decidido a "librar a Pakistán de la dictadura" y pidió que se deroguen "todas las medidas tomadas el 3 de noviembre", en referencia al estado de excepción declarado ese día por Pervez Musharraf para impedir una revuelta en su contra mientras el Supremo decidía sobre la legalidad de su reelección como presidente en octubre. Miles de sus seguidores han sido detenidos por la Policía, según denunciaron fuentes de su partido, la Liga Musulmana de Pakistán.

Sharif viajó desde Arabia Saudí -donde ha pasado la mayor parte de su exilio- a la ciudad paquistaní de Lahore en un avión del rey saudí, Abdulá bin Abdelaziz, con quien el pasado viernes mantuvo un encuentro en el que, según los analistas, recibió el apoyo del monarca a sus planes de regreso. Acompañado de su esposa, su hermano Shebaz y otros familiares, Sharif tuvo un recibimiento triunfal en el aeropuerto internacional de Lahore, donde le esperaban cientos de sus seguidores pese a que en un principio las autoridades sólo habían dado permiso de entrada a unas pocas decenas de ellos.

Sharif fue depuesto del Gobierno en 1999 por el golpe de Estado que aupó al poder al actual presidente de Pakistán, general Pervez Musharraf, y, tras ser condenado a cadena perpetua por diversos cargos, aceptó exiliarse en Arabia Saudí en el año 2000 a cambio del perdón presidencial. Antes había mantenido una enconada rivalidad política -que ha continuado durante el exilio- con la ex primera ministra Benazir Bhutto, con la que alternó el poder en la década de 1990 y que también regresó a Pakistán a mediados del pasado octubre.

GUERRA. Al menos 30 militantes y un soldado murieron ayer en combates en el valle paquistaní de Swat, donde el Ejército lanzó por primera vez una ofensiva terrestre contra los integristas.

Un portavoz del Ejército señaló que la operación se lanzó el sábado y en ella participan tanques y helicópteros de las Fuerzas Armadas. Los militares "controlan ahora todas las entradas y salidas" de la zona en la que se concentran los extremistas, según el portavoz.

El Ejército llevaba a cabo operaciones aéreas desde hace varias semanas en Swat, donde sólo en la última semana han muerto más de 200 personas.

  • 1