Local

Nazaré, Juan del Álamo y Silveti abren esta tarde el ciclo continuado de festejos

Tres toreros jóvenes lidiarán un encierro de la vacada salmantina de Montalvo.

el 30 abr 2014 / 23:29 h.

SEvilla 12 10 2012 Antonio Nazare<br /><br />

Foto:J.M.PAISANO La taquilla del festejo de esta tarde podría marcar la pauta media de un abono que ha cambiado notablemente su hilo argumental de un año para otro. El cartel de hoy también traza el guión de la filosofía de toda la feria:tres toreros jóvenes y con avales de proyección que lidiarán un encierro de la vacada salmantina de Montalvo, uno de los hierros más clásicos del campo charro que reaparece en la Maestranza después de algunos años de ausencia de los corrales del Baratillo. La inclusión en el elenco de ganaderías llega avalada por la notable temporada protagonizada por estos toros criados por Juan Ignacio Pérez-Tabernero, que ha conseguido reverdecer los laureles de los antiguos martínez. En el cuadro de honor destacan cuatro ejemplares lidiados respectivamente por Daniel Luque en Calanda; el propio Juan del Álamo en Madrid; y David Mora y Eduardo Gallo en Salamanca. Abre el cartel un joven veterano, Antonio Nazaré, que ha basado en la plaza de Sevilla su lenta pero sólida ascensión al infranqueable circuito de las ferias. Avalado por una notable carrera novilleril pero sin suerte en su alternativa sevillana de 2009, el matador de Dos Hermanas se destapó definitivamente en la corrida de la Virgen de los Reyes de aquel mismo año. Aquel día cortó una oreja ganada a sangre y fuego pero tuvo que esperar a la corrida de la Cruz Roja de 2011 para romper en gran torero con un buen ejemplar de Marqués de Domecq. Al año siguiente, en la misma fecha, cuajó de cabo a rabo un toro de Pereda que le colocó en una situación de ventaja en la pasada feria, saldada con el corte de dos orejas a un toro de Victoriano del Río el mismo día que El Juli cayó gravísimamente herido. Aquel triunfo no tuvo la repercusión esperada y Nazaré está obligado a despejar dudas para retomar su camino ascendente. Emparedado entre Nazaré y Silveti, el salmantino Juan del Álamo concluyó la temporada 2013 como uno de los valores de mayor proyección de la nueva hornada de matadores, que ya le han abierto un hueco en la primera fila en un rosario de sustituciones que le sirvieron para afirmar su rol de relevista. Está obligado a triunfar para no apearse de ese trampolín. También está obligado a romper su propio molde el mexicano Diego Silveti, que debe ir más allá de la clase y la compostura para apurar las posibilidades –pocas o muchas– que le presenten todos los toros que sortee.

  • 1