Local

¿Nazarenas otra vez?

Verán ustedes, sin repetirme, Palacio jamás ha dicho que la miembra de una cofradía que quiera salir de nazarena puede "exigir" en su hermandad que le expidan su papeleta de sitio.

el 15 sep 2009 / 11:43 h.

Verán ustedes, sin repetirme, Palacio jamás ha dicho que la miembra de una cofradía que quiera salir de nazarena puede "exigir" en su hermandad que le expidan su papeleta de sitio, si no, se habría promulgado una norma que así lo dijera -y no ha sucedido- o, de igual manera, el báculo, golpeándolo contra el suelo se habría hecho sonar y el decreto ordenando (ojo, no exhortando) la admisión de nazarenas se habría publicado y tampoco se ha dictado; es más, la Iglesia, respetuosísima con la voluntad y autonomía de la voluntad de las hermandades, ha consentido que el órgano soberano de nuestras corporaciones, a través del cabildo general, debata y someta democráticamente el sí o no a los capirotes femeninos. ¿Me entienden? ¿No? Pues repito. Los hermanos y hermanas de las cofradías son los que, convocados al efecto, dicen sí o no a las mujeres nazarenas mediante su voto secreto; y la Autoridad Eclesiástica no se mete. ¿Ahora sí? Pues me alegro.

Si en el mundo de la Justicia y el Derecho lo que se ha sentenciado no se puede volver a juzgar (cosa juzgada se llama), ¿por qué cuando un soberanísimo Cabildo general, recuerden, hermanos y hermanas votando democráticamente, ha dicho NO a las mujeres nazarenas, al cabo de dos, tres o más años, se repite lo debatido y se vuelve a convocar nuevo cabildo para ver si "ahora sí" salen las señoras?; igualmente ¿por qué cuando en un Cabildo -en casi todos- sale el SÍ, jamás, ni a los dos, tres, o más años, se vuelve a convocar otro cabildo para ver si "ahora sale no"?

José María Font es abogado opinion@correoandalucia.es

  • 1