Economía

Negociar en tiempos de crisis

La crisis actual no es el mejor momento para negociar un convenio colectivo, al menos para los trabajadores. A partir de hoy, patronal y sindicatos se sientan para renovar el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva que recoge las recomendaciones para los negociadores. Los representantes sindicales no firmarán sin la cláusula de revisión salarial.

el 15 sep 2009 / 19:10 h.

La crisis actual no es el mejor momento para negociar un convenio colectivo, al menos para los trabajadores. A partir de hoy, patronal y sindicatos se sientan para renovar el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva que recoge las recomendaciones para los negociadores. Los representantes sindicales advierten: no firmarán si no se incluye la cláusula de revisión salarial.

Con la patronal CEOE hablando -a través de su presidente, Gerardo Díaz Ferrán- de no revisar los salarios o incluso bajarlos para que haya menos despidos, con un escenario de expedientes de regulación de empleo (ERE) diarios y con los juzgados de lo Mercantil saturados, la negociación de los convenios colectivos durante el próximo año se prevé intensa. CCOO, UGT, CEOE y Cepyme se reunirán hoy en la sede de la patronal española para abordar la renovación de cara a 2009 del Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (ANC).

Este pacto, que patronal y sindicatos vienen reeditando desde hace varios ejercicios, contempla recomendaciones y criterios a los negociadores de convenios, así como una visión conjunta de los parámetros en los que podría moverse la economía durante su año de vigencia.

En 2008, los agentes sociales decidieron prorrogar -que no renovar- el ANC de 2007, apostando un año más por la moderación salarial, al aconsejar a sus negociadores que las subidas retributivas en convenio se pacten en función de la previsión oficial de inflación (2%), el reparto negociado de la productividad y una cláusula de revisión salarial que evite pérdidas de poder adquisitivo a los trabajadores.

Debido al cambio radical que ha experimentado el panorama económico -con un PIB al borde de la recesión y un volumen de parados desconocido en más de una década-, lo más probable es que sindicatos y patronal opten este año por renovar el acuerdo en vez de prorrogarlo.

No son pocas las personas afectadas por lo que se decida. El proceso de negociación colectiva para 2009 afectará a más de 3.000 convenios y a 5,4 millones de trabajadores, descontados los convenios plurianuales, según datos de UGT.

Eso sí, los sindicatos tienen un objetivo claro, al que no pretenden renunciar. El secretario de Acción Sindical de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, manifestó que no habrá acuerdo con la patronal si rechaza incluir la cláusula de revisión salarial en el ANC de 2009. De momento, dijo, la CEOE no ha puesto en cuestión estas cláusulas en presencia de los sindicatos, pero sí en otros foros. "Tienen que tener claro que no hay posibilidad alguna de acuerdo sin la cláusula de revisión", reiteró Toxo, que añadió que en la reunión de hoy lo que tiene que quedar claro es que hay disposición de todas las partes para sacar adelante la renovación del pacto de convenios.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, se marcó como principal objetivo mantener el empleo y el poder adquisitivo de los trabajadores y tratar de mejorar los salarios en aquellos sectores en fase aún expansiva. Además, apostó por ahondar en la reducción de la siniestralidad y la temporalidad, así como por proteger el empleo de los jóvenes y mujeres, y por impulsar la formación profesional.

La negociación colectiva de 2008 se rige por el ANC firmado entre los sindicatos y las patronales CEOE y Cepyme. Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración, el incremento salarial medio pactado en los convenios colectivos alcanzó el 3,52% hasta octubre, cifra ligeramente inferior a la inflación interanual de ese mes (3,6%).

Entre enero y octubre se registraron 3.740 convenios, que afectaron a 8.367.000 trabajadores. Del total de pactos, 2.771 eran de empresa, con efectos sobre 793.500 trabajadores, y 969 tenían ámbito sectorial.

  • 1