viernes, 15 febrero 2019
22:29
, última actualización
Deportes

Nelson: "Se dudó de mi profesionalidad, pero quiero subir, no estar dos años en Segunda"

Nelson es una de las felices apariciones recientes del Betis, después de tres meses lesionado, y dice el jugador que en algún momento se "dudó" de su profesionalidad pero que ahora está "feliz" por ayudar al equipo en esta "difícil batalla" que es el ascenso.

el 26 may 2010 / 21:12 h.

Nelson posa dentro de la ciudad deportiva.
-Por fin reapareció después de tres meses de ausencia. ¿Qué tal?
-Muy bien, el míster y mis compañeros me felicitaron por cómo entré en el equipo y ahora espero crecer más en los cuatro partidos que faltan. El tiempo que estuve fuera me sentí impotente por no ayudar al equipo y ahora estoy muy feliz, vuelvo a estar con mis compañeros en una batalla muy difícil.

-Lo mejor es que llega al final en plenitud física.
-Puede que estés descansado, pero acabas más cansado porque no tienes ritmo de partido. Yo gracias a dios nací con ritmo físico, y si se junta con las ganas que tengo... Tuve momentos difíciles en los que se puso en duda mi profesionalidad, pero son cosas que me pasan por el lado. Yo he visto sufrir a mis compañeros y sé lo que me juego y lo que quiero para mi futuro.

-¿Y qué es?
-No quiero jugar otro año en Segunda. No quiero estar dos años en Segunda. Jugar en Segunda para mí es frustrante. Yo he vivido buenos momentos y he disputado grandes competiciones, pero en Segunda no me siento bien. Tengo más ganas que nunca de subir, más que cuando jugaba en Segunda B.

-¿Cómo han sido esos tres meses de ausencia?
-Cualquier persona puede imaginarse lo que pasé. Empecé la temporada con una operación, y cuando empezaba a ganar confianza tuve otra lesión que me dejó no digo muerto porque todavía respiro, pero sí en una fase difícil. Fue el momento más difícil de mi carrera, porque nunca estuve tanto tiempo lesionado, pero eso es historia.

-Hasta el técnico dijo que lo había echado de menos...
-En una competición así echamos de menos a todos porque necesitamos a todos. Es normal que el míster diga eso.

-¿Y cómo ve la Liga? ¿Depende el Betis de sí mismo?
-Creo que no, pero tengo mucha fe. Si ganamos todos los partidos, lo normal es que subamos, aunque si los otros también ganan todos sus partidos... Pero es verdad que si ganamos todo, tenemos el 99,99% de posibilidades de subir.

-¿Y está el Betis capacitado? Porque ganar un solo partido ya les cuesta un mundo...
-Nos cuesta a nosotros y les cuesta a todos. No es fácil, pero todos los jugadores estamos muy metidos; ese es el camino para llegar a triunfar. Y tenemos otra cosa muy importante: la afición.

-Hablando de afición, ¿le sorprendió lo que vio el domingo?
-Eso sólo pasa en el Betis. A mí me puso los pelos de punta y me estimuló mucho. En el Benfica ya viví momentos así y me disparaban. Jugar en un club que mete a 50.000 personas en un estadio te hace sentirte grande, de élite.

-Entonces usted también será partidario de que el club siga abaratando las entradas, ¿no?
-Hay que sentir a todos los béticos juntos. Si eso ayuda, hay que dar facilidades. Muchos quieren apoyar y no pueden. ¿Por qué no hacerlo? Nos beneficia a todos.

-El problema es que el sábado van a un campo donde sólo habrá 5.000 espectadores...
-Tal como está el equipo, en cualquier estadio donde juguemos estaremos motivados. Estamos más fuertes y más unidos que nunca. Sabemos que somos jugadores de Primera. Tenemos que sentirnos jugadores de Primera.

-Hasta Arzu confesó su sorpresa por la unión que ve.
-Arzu sabe lo que ha pasado aquí durante mucho tiempo y lo que ha visto es que hoy, más que nunca, somos una familia. Hay un ambiente muy sano y un compañerismo muy grande. Es normal que a Arzu le sorprenda, todos nos damos cuenta de qué está pasando y qué puede pasar mañana.

-Por tanto son conscientes de que otro año en Segunda es una ruina para el Betis.
-Hombre, claro. Vamos a dar todo por los béticos y por nuestras familias, porque su sustento depende de nosotros.

-La temporada está siendo muy estresante, ¿no?
-Sí, pero lo sabíamos porque el Betis es el primero que debe estar arriba y ascender. Es lo lógico por nombre y por calidad, pero jugar en Segunda es mucho más difícil que en Primera. Lo importante es que aún estamos ahí; lo malo sería que estuviéramos fuera de la lucha.

-Pues eso es lo que ocurría hace sólo dos semanas.
-Seguramente casi nadie creía en el equipo, pero nosotros nunca dejamos de creer. Desde fuera se pueden ver las cosas muy difíciles, pero nosotros sabíamos que las cosas pueden cambiar de una semana para otra. Ahora todo el mundo cree que se puede subir y yo confío en que vamos a acabar la temporada con el deber cumplido.

-¿Sin Emana ni Sergio?
-Ya hemos superado otros momentos difíciles. Tenemos otros jugadores que pueden marcar la diferencia, es cuestión de tener confianza en ellos.

-Dice que no quiere jugar dos años en Segunda. Si no hay ascenso, ¿se iría del Betis?
-Vamos a ascender, por eso ni pienso en otro equipo.

  • 1