Local

"Nervión está decepcionado con Zoido porque vivimos en el tercer mundo"

el 21 oct 2012 / 19:23 h.

TAGS:

El líder vecinal de Nervión, Julián Martínez, reclama al Gobierno local la apertura del parque de La Ranilla antes que emprender nuevos proyectos en otros barrios.
-->

Es profesor de la Universidad de Sevilla, y desde hace seis años presidente de la asociación vecinal La Concepción de Nervión. Julián Martínez Fernández explica cómo fue su llegada a este mundo de reivindicación y compromiso con el barrio: "Ves las carencias de tu entorno y llega un momento en que es importante involucrarse para poner tu granito de arena". Eso viene haciendo a diario como líder vecinal de esta barriada próxima a la Gran Plaza.

-¿Qué pasa con el parque de La Ranilla? ¿Ya hay fecha para su inauguración?

-Es un proyecto que ha resultado ser demasiado caro, al rondar los tres millones de euros. Está acabado en un 80-90% y debería haber abierto hace dos años, pero la realidad es que los veci­nos no podemos disfrutarlo por­­que hay problemas de pago­. Habría que buscar una solución más barata, a la que nosotros nos adaptaríamos. No entendemos cómo desde el Ayuntamiento se está hablando de emprender otras obras, co­mo en Los Bermejales, y no se aca­ba con esta. Obviamente nadie le niega a este Gobierno [del PP] la culpa del anterior [PSOE-IU], pe­ro hasta cierto punto. En 2004 nuestra asociación hizo alegaciones al PGOU, apoyadas por 30.000 sevillanos, entre vecinos y empresas, para se hiciera un parque en este solar de La Ranilla. En cierto modo, es logro nuestro.

-¿Qué les dice el distrito?

-Llega un momento en que lo que hablas con las personas no se traduce en nada. El distrito Nervión dice que ellos van a pedir que haya una partida importante en los presupuestos municipales.

-Pero ya quieren hechos...

-Claro, nos dicen: ‘Nosotros lo hemos pedido', pero lo importante es que se termine el tema del parque. Simplemente se ha dejado por razones políticas, y es un problema porque Nervión no cuenta con zonas verdes. Además su situación, colindante con Tres Barrios, tendría un efecto reparador de desigualdades sociales. De igual modo el centro cívico está ce­rrado, dos años después de acabarse. Nos dicen que abrirá en diciembre, pero lo que queremos es que sea verdad. He­mos aguantado con muy buenas relaciones con la Alcaldía, pe­ro llega un momen­to en que no con­ducen a nada.

-¿Dispuestos a movilizarse?

-Sí, por supuesto. Hemos mandado al alcalde una carta, una más, exponiéndole el problema. También le hemos pedido una reunión. Pero sí, estamos dispuestos a manifestarnos. Este otoño será clave para hacer visibles las protestas porque queremos una dotación en el presupuesto [por las cuentas municipales] para terminar el parque.

-¿Cuál es la relación de los vecinos con este Gobierno local?

-Nuestra política no es ir a la contra, sino hablar con el que está mandando. Pero ahora, la relación es mala porque sí pedimos cosas y no nos las hacen.

-¿Qué otras carencias tiene actualmente Nervión?

-Principalmente es el parque de La Ranilla y la continua suciedad del barrio ante la presencia de excrementos de perros en las calles. Antes de ser alcalde, le planteamos a Zoido estas dos necesidades. Estando en la oposición, nos dijo que era lamentable que los vecinos tuvieran que pedir estas cosas tan triviales. Han pasado dos años, está en el ecuador de su mandato, y no ha cumplido en absoluto. Es decir, que las cuestiones que Zoido consideró lamentable que hubiera que reclamar, ahora en el Gobierno no ha sido capaz de solucionarlas.

-¿Cómo se sienten los vecinos?

-Como viviendo en el tercer mundo más absoluto con tanta suciedad. Estamos decepcionados con Zoido. ¡Cómo nos vamos a sentir si ni siquiera ha cumplido con lo básico que prometió!

-¿Dónde se nota más la falta de limpieza viaria?

-En las grandes avenidas, con contenedores, como Alejandro Collantes o Cristo de la Sed, donde hay que ir sorteando los excrementos de perros y la basura que dejan fuera de los cubos. Las aceras están negras, porque jamás se han limpiado con agua a presión. Es una porquería, y cuando se le dice esto a un político parece que se está hablando de algo muy trivial. Pero no es trivial, es un problema de sanidad, que no se ve en otras ciudades españolas. Proponemos que se limpie más a menudo, y que el alcalde sea más duro con la gente con perro. Es que tiene que empezar a educar a las personas.Es muy fácil decir que no hay cultura; pues entonces si somos unos incultos, pues nada, no necesitamos un alcalde.

-¿Qué obras de emergencias proponen para el barrio?

-Las calles del entorno del parque de La Ranilla están muy deterioradas, y necesitan una reparación general de bordillos y aceras. Además llevamos diez años pidiendo contenedores soterrados para todo el barrio y no hay ninguno. Vendrían muy bien en Marqués de Pickman y en Cristo de la Sed, las dos grandes avenidas del barrio.

-¿Satisfechos con el Metro?

-Sí, pero nos gustaría que abrieran la parada ficticia de Marqués de Pickman. La infraestructura se hizo en los años 80 y se puede aprovechar con muy bajo coste como segunda entrada.

-Los residentes se quejan de falta de aparcamiento....

-Sería muy importante tener un aparcamiento con un precio razonable, soterrado preferente­men­te, en las calles estrechas don­de no hay. Además, la unidireccionalidad de Luis Montoto está dificultando muchísimo el tráfico. Vamos, que no fue una bue­na solución, pues se han añadido carriles bicis y buses, con los que es imposible moverse en coche.

  • 1