Economía

Nervios como si fuera principiante

Y al final, como se esperaba, no hubo sorpresas. Con 18 votos a favor y dos abstenciones, Antonio Pulido fue ratificado ayer por el consejo de administración como presidente de Cajasol para los próximos cuatro ejercicios, que serán claves para la configuración del nuevo mapa financiero regional.

el 16 sep 2009 / 00:53 h.

Y al final, como se esperaba, no hubo sorpresas. Con 18 votos a favor y dos abstenciones, Antonio Pulido fue ratificado ayer por el consejo de administración como presidente de Cajasol para los próximos cuatro ejercicios.

Pero nervios -que la procesión va por dentro- hubo, porque como decía más de uno "votar hay que votar, y hasta entonces, a saber..." El presidente, antes de confirmar que saldría con el mismo estatus, llegó unos minutos antes del comienzo de la asamblea, pero sin ganas ni intención de hacer comentario alguno. Y menos de fusiones. Bastante he tenido con lo mío, debía pensar. Porque la cosa no ha sido fácil en estos dos años. Hace sólo unos cuantos días que el sistema único para las cuentas y los servicios de los clientes ha comenzado a funcionar.

Y para más inri, desde un buen rato antes de que comenzara la asamblea de la que tenían que salir tanto los miembros del consejo como los de la comisión de control, apenas una decena corta de ciudadanos con pancarta en mano y mensaje en contra de la construcción de la Torre Cajasol, frente por frente a la entrada del Centro Cultural Cajasol. Al menos, el megáfono para criticar el proyecto esperó a la entrada de la práctica totalidad de representantes, de los que muchos llevaban en la mano el panfleto reivindicativo de la plataforma ciudadana ¡Túmbala!

Y, como casi tantos manifestantes, agentes de Policía Nacional apostados en la esquina. Por si fueran pocos los nervios...

Igual de fría que fuera la protesta de la plataforma contra el rascacielos -y eso a pesar de la buena tarde soleada que hizo-, se percibía la escarcha en el seno del consejo de administración, horas más tardes. Pero no por malos rollos, ni mucho menos, sino porque, con la renovación casi al completo de sus integrantes -sólo repiten varios de los nombres- la cuestión era que no se conocían, lo que dio lugar a más de un silencio incómodo en los minutos de espera al inicio de la reunión, que se demoró un poco sobre lo previsto.

En el encuentro, que tenía como clara finalidad la elección del presidente y los vicepresidentes, apenas dio lugar a una pequeña introducción por parte de Pulido sobre la situación económica, enmarcada en el contexto de la crisis, y con la digestión recién acabada por la integración de El Monte y San Fernando. Al menos en el día de ayer, no hubo hueco para incluir ningún nuevo comentario sobre otras fusiones.

A Pulido le acompañarán como vicepresidenta primera Petronila Guerrero (Diputación de Huelva, PSOE), de vicepresidente segundo, Marcos Contreras (Junta de Andalucía por parte del PP), como tercer vicepresidente, Julio Ruiz (CCOO, en representación de los impositores), mientras que vicepresidente cuarto resultó elegido Fernando Moral (también del área de impositores, pero independiente). Juan Manuel Barrios, de Cepes (en nombre de otras organizaciones), fue designado secretario del consejo de administración, según precisaron ayer fuentes de la entidad sevillana.

  • 1