Local

Netanyahu, Abás y Obama se reunirán en septiembre en Nueva York

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y los presidentes palestino, Mahmud Abás, y el estadounidense, Barack Obama, mantendrán un encuentro a tres bandas en septiembre en Nueva York, según fuentes cercanas a la ANP.

el 16 sep 2009 / 07:48 h.

TAGS:

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y los presidentes palestino, Mahmud Abás, y el estadounidense, Barack Obama, mantendrán un encuentro a tres bandas en septiembre en Nueva York, según fuentes cercanas a la ANP.

La entrevista, que ya se está preparando, tendría lugar durante la reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas, según las fuentes, que hablaron con la condición de anonimato y no quisieron confirmar ni desmentir, sin embargo, si Abás aceptará sentarse con Netanyahu.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) insistió desde hace meses en que sólo se reunirá con el jefe de Gobierno israelí si éste anuncia un cese completo en la ampliación de los asentamientos judíos en Jerusalén Este y Cisjordania. El diario Haaretz desveló ayer que Netanyahu presentó a EEUU una propuesta que consiste en detener la construcción en las colonias en Cisjordania durante nueve meses, aunque pretende seguir edificando en la parte oriental de Jerusalén.

Sin embargo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que terminó ayer en Berlín su gira europea con un mensaje decepcionante para quienes esperaban gestos concretos que permitan relanzar el proceso de paz en Oriente Medio, negó la información.

En una conferencia de prensa con la canciller alemana, Angela Merkel, Netanyahu desmintió haber llegado con Estados Unidos a un acuerdo para congelar la ampliación de los asentamientos judíos en Cisjordania. "Son rumores que no tienen base", afirmó el primer ministro, quien subrayó que "hay esfuerzos por eliminar discrepancias", pero insistió en que "no es cierto que haya decisiones" al respecto.

Presión. Merkel evitó entrar en detalles sobre el curso de unas negociaciones que calificó de "bilaterales" entre EEUU e Israel, pero subrayó que detener la construcción de los asentamientos es algo "decisivo" para relanzar el proceso de paz.

Netanyahu reafirmó su intención de "encontrar los puentes" que sirvan para la reactivación del proceso, pero insistió en que éste estaba supeditado a la prioridad de que, por parte palestina, "se reconozca a mi país como un Estado judío".

Subrayó que desde que asumió la jefatura del gobierno hace cinco meses, Israel ha dado una serie de pasos hacia los palestinos, como eliminar varios puntos de control y abrir el paso sobre el río Jordán, lo que, recalcó, ha servido, para ayudar a reactivar la economía palestina. Al igual que en sus conversaciones anteriores en Londres, también en Berlín Netanyahu buscó el apoyo de Occidente a su propósito de emprender una línea más dura contra Irán. Merkel compartió con él la necesidad de aumentar la presión contra Irán, por ejemplo, mediante sanciones energéticas o financieras, en el caso de que Teherán no muestre voluntad en el contencioso nuclear. Sin embargo, la canciller hizo hincapié en la necesidad de obtener el apoyo de China y Rusia.

Ni Merkel ni Netanyahu quisieron dar detalles acerca de supuestos avances en las gestiones para lograr la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, apresado por un comando palestino cerca de la frontera con Gaza en junio de 2006. "Cada vez que viajo al extranjero abordo la cuestión. Y me es grato comprobar que cuento en esa cuestión con el apoyo de quien tengo al lado", dijo Netanyahu, en dirección a Merkel. El Gobierno de Merkel no ha confirmado las informaciones que los medios alemanes están dando, de que el ejecutivo de Berlín se ha sumado a los esfuerzos mediadores de Egipto. El portavoz del movimiento Hamás en Damasco, Osama Hamdan, en cambio, confirmó a la agencia alemana DPA la mediación germana y además se mostró satisfecho con el curso de las negociaciones, encaminadas a canjear a Shalit por 450 prisioneros palestinos.

  • 1