Local

Netanyahu deja una puerta abierta para integrar en el gobierno a Livni

El jefe del partido conservador Likud, Benjamín Netanyahu, cree que existen puntos comunes de acuerdo con la líder del centrista Kadima, Tzipi Livni, tras reunirse ayer con ella para analizar la opción de que se integre a su gobierno. Se trata del primer encuentro que celebran después de que Netanyahu fuera designado para formar una coalición de gobierno en Israel. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 23:04 h.

TAGS:

Daniela Brik (EFE)

El jefe del partido conservador Likud, Benjamín Netanyahu, cree que existen puntos comunes de acuerdo con la líder del centrista Kadima, Tzipi Livni, tras reunirse ayer por la noche con ella para analizar la opción de que se integre a su gobierno.

Se trata del primer encuentro que ambos celebran después de que Netanyahu fuera designado por el presidente del Estado, Simón Peres, el viernes para formar una coalición de gobierno en Israel. Tras el encuentro, celebrado en un hotel de Jerusalén en una atmósfera de cordialidad y que concluyó poco antes de la medianoche, ambos acordaron volver a reunirse en los próximos días, según la radio pública israelí.

El líder del Likud afirmó en la reunión que comparte con Livni la misma visión en cuanto a las políticas a adoptar para lidiar con las organizaciones islamistas Hizbulá, en El Líbano, y Hamás, en la franja de Gaza, así como para afrontar la actual crisis económica que azota Israel. "Esta noche y en los últimos días se han hecho esfuerzos para crear un gobierno de unidad que haga frente a los retos y peligros que tiene por delante Israel, esto es lo que se requiere en estos momentos y lo que el pueblo desea", dijo Netanyahu en la reunión.

El político conservador, quien fue primer ministro entre 1996 y 1999, agregó: "Tenemos que darle la vuelta a la rueda, hay que unir fuerzas por los objetivos comunes que son la paz, el progreso y la seguridad".

Livni por su parte, no ve tan claro si será en el seno de un gobierno de unidad con el Likud la forma en la que podrá impulsar una solución de dos estados para resolver el conflicto palestino-israelí. La ministra israelí de Exteriores dijo ayer que su partido, el centrista Kadima, no tiene intenciones de renunciar al camino de la paz con los palestinos para sumarse a un gobierno encabezado por Netanyahu.

Al término de la reunión no se informó de la oferta presentada por Netanyahu, pero la prensa local publicó que ese paquete incluye que el Likud y Kadima tendrían en el gobierno el mismo número de carteras, que ofrecería a Livni dos de los tres ministerios más prestigiosos, a saber, el de Exteriores, Defensa y Finanzas, así como una definición conjunta de las líneas maestras del gobierno.

Netanyahu recibió el encargo de armar una coalición de gobierno al ser el candidato que disfruta de más apoyos en el arco político, pese a que su partido obtuvo 27 diputados, uno menos que el Kadima.

Estados Unidos. Por otra parte, Netanyahu prometió ayer trabajar con el presidente de EEUU, Barack Obama, para lograr la paz en Oriente Próximo. "Pretendo y espero cooperar con la Administración Obama para tratar de hacer avanzar los objetivos comunes de paz, seguridad y prosperidad para nosotros y nuestros vecinos", manifestó.

Netanyahu se reunió ayer con el senador estadounidense independiente, Joe Lieberman, quien manifestó que una coalición de gobierno en Israel liderada por el jefe del Likud podría gozar de buenas relaciones con Washington. "Nuestros enemigos, desafortunadamente, son tan comunes como los valores e intereses que nos han unido durante todos estos años", declaró Lieberman.

  • 1