Local

Netanyahu se compromete a buscar un acuerdo de paz con los palestinos

El líder del derechista Likud, designado para formar el próximo Gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, se comprometió ayer a buscar un acuerdo de paz con los palestinos, aunque en su anuncio no mencionó la creación del ansiado estado palestino.

el 16 sep 2009 / 00:27 h.

TAGS:

El líder del derechista Likud, designado para formar el próximo Gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, se comprometió ayer a buscar un acuerdo de paz con los palestinos, aunque en su anuncio no mencionó la creación del ansiado estado palestino.

"Negociaré con la Autoridad Palestina la paz", dijo Netanyahu en una conferencia de negocios celebrada en Jerusalén, informó la versión digital del diario Haaretz. El líder de la derecha israelí aseguró que "la seguridad, la prosperidad y la paz están interrelacionados" y apostó por mejorar el desarrollo económico de los territorios palestinos para avanzar hacia la paz sin referirse a la creación de un estado palestino, solución por la que apuestan tanto la comunidad internacional como el Gobierno israelí saliente de Ehud Olmert.

El Comité Central del partido laborista aprobó el martes un acuerdo para entrar en la coalición de Gobierno por el que se exige al próximo ejecutivo de Netanyahu que diseñe un plan de paz, continúe las negociaciones con los palestinos y respete los acuerdos firmados por Israel en el pasado. A pesar de este anuncio, la Radio del Ejército israelí difundió ayer un supuesto pacto entre Netanyahu y su principal socio de gobierno, el líder de partido de ultraderecha Yisrael Beiteinu, Avigdor Lieberman, para ampliar la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania que, de concretarse, dificultaría el proceso de paz anunciado.

Por otra parte, en la ronda de negociaciones que está manteniendo el líder del Likud para formar Gobierno, éste se reunirá con el equipo negociador del partido de extrema derecha Unión Nacional para tratar de ampliar la coalición. Para entrar en el Ejecutivo, Unión Nacional exige una cartera para el desarrollo de infraestructuras comunitarias en las comunidades israelíes en Galilea y el Negev y en los asentamientos de Cisjordania.

Mientras Israel está a la espera de que se forme un nuevo Gobierno, la organización internacional de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció ayer que este país cometió "crímenes de guerra" al utilizar bombas de fósforo blanco contra la población de Gaza en su última ofensiva. HRW presentó ayer en Jerusalén el informe Lluvia de fuego: el uso ilegal de fósforo blanco en Gaza por parte de Israel, en el que aporta testimonios sobre el uso de este arma durante la ofensiva militar contra Gaza, que tuvo lugar entre el 27 de diciembre y el 18 de enero pasados. "El uso del fósforo blanco no está prohibido per se, pero existen normas básicas internacionales que exigen tomar todas las precauciones posibles para proteger a los civiles, algo que no se hizo con estas armas en Gaza", dijo a Efe Bill Van Esveld, abogado de HRW.

La situación es tan crítica en la zona que hasta el propio presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó ayer que conseguir la paz en Oriente Próximo "no va a ser más fácil de lo que era antes, pero es igual de necesario". "La situación actual es insostenible", afirmó Obama, quien recordó que ha nombrado al veterano mediador George Mitchell como enviado para la región como "señal" de su compromiso "desde el primer día" en la búsqueda de la paz.

  • 1