Deportes

Neymar niega otra vez haber fichado por el Real Madrid

Califica de especulaciones las informaciones que dicen que ya pasó el reconocimiento médico. Dice que fue al hospital a ver a un familiar que se encontraba enfermo.

el 19 sep 2011 / 21:22 h.

El culebrón Neymar sigue cumpliendo etapas sin que se vislumbre un desenlace cercano. Si la prensa madrileña daba por cerrado el acuerdo el sábado -incluso se llegó a publicar que la estrella del Santos había cumplido con el reconocimiento médico en el Hospital Sao Luiz de Sao Paulo-, el propio delantero salió ayer al paso de los rumores para negar en rotundo que haya firmado nada con la entidad de Chamartín. 

"Según los periodistas de Brasil ya he firmado 30 contratos", dijo en tono jocoso después de liderar al Santos, undécimo y a 13 puntos del primero, ante el favorito Corinthians (1-3).

Según publicó la prensa de su país, el jugador acudió al Hospital de Sao Luiz el pasado sábado en compañía de su padre, su agente, Wagner Ribeiro, y bajo la supervisión del jefe de los servicios médicos del club merengue, el doctor Carlos Díez. Sin embargo, el atacante desveló a la prensa que acudió al centro sanitario "para ver a un familiar que estaba enfermo".

Los medios brasileños, entre ellos Estado, que fue el encargado de hacer saltar las alarmas, aseguraron que el traspaso se había cerrado en 50 kilos y que permitiría a Neymar, que se embolsaría 10 millones brutos al año, recalar en el Bernabéu después de los Juegos Olímpicos de Londres.

"Ya me han traspasado más de 30 veces. No hay nada de verdad", indicó ante los plumillas. "Yo soy jugador del Santos y voy a seguir aquí para disputar el centenario peixe", añadió antes de aclarar la postura de su actual club. "Ellos quieren que esté en el centenario y que juegue el Mundialito de Clubes, pero es que yo también quiero hacerlo", opinó antes de recalcar que las informaciones surgidas "son pura especulación".

El Barça, a la caza

El Barça, por su parte, sigue esperando acontecimientos y no descarta la operación. Espera después de haber hecho su trabajo. La intención es bloquear al jugador hasta 2013 pagando al Santos una cantidad que oscila entre los 3 y los 5 millones de euros que permitiría observar la progresión del futbolista para decidir si acometer una operación económicamente fuerte llegado el momento.

Lo que el Barça no está dispuesto a hacer, conforme a su nueva política económica, es pagar cantidades astronómicas, y mucho menos que superen la cláusula de rescisión del brasileño, algo que sí esta dispuesto a hacer Florentino Pérez. Según la prensa de su país, el primer dirigente merengue estaría dispuesto a poner sobre la mesa 50 millones de euros con el fin de que nada ni nadie le arrebate a su nueva estrella.

  • 1