Deportes

Neymar y Messi, imparables

Dos goles del brasileño a pases del futbolista argentino no dieron opción al conjunto de Valverde en el Camp Nou.

el 14 sep 2014 / 11:05 h.

FC BARCELONA VS ATHLETIC BILBAO La sociedad entre Neymar y Messi funcionó como espera Luis Enrique. Foto: EFE. El Barcelona alargó su pleno de victorias en el inicio de la  Liga BBVA con un trabajado triunfo por 2-0 ante el Athletic Club. Una victoria que permite a los de Luis Enrique seguir en lo alto de la tabla y que alarga el gafe de los leones en sus visitas al Camp Nou. La conexión que formaron Neymar, autor de los dos goles, y Messi fue letal para los de Ernesto Valverde, que no guardó nada para tan complicada visita.  El duelo entre senyera e ikurriña no defraudó en intensidad, en  especial en la primera mitad, y ambos equipos buscaron imponer su  criterio con la portería rival siempre en mente. El Barça, como  hiciera ante el Villarreal, se llevó los tres puntos a base de  insistir y desgastar a su rival. Munir, titular y omnipresnete una vez más, tuvo su dosis de protagonismo, pero fue la salida de Neymar lo que terminó por desequilibrar la balanza. La frescura del  brasileño tras empezar en el banquillo, en conexión con un Messi en labores de creación, dio sus  frutos en apenas cinco minutos. Dos goles del brasileño, dos asistencias del argentino. El Barça, eso sí, tuvo que minar la moral de su rival poco a poco. El Athletic respondió a la perfección a la exigencia del duelo y de  hecho comenzó mandando en el partido, aprovechándose de la tardanza en carburar de Rakitic e Iniesta. El Barça recurrió a las bandas y los balones  colgados al área, algo con lo que los de Valverde se encontraban  cómodos. El resultado fue un 0-0 al descanso muy  valioso para los vascos. Tras el paso por los vestuarios, el Barcelona siguió en la misma línea, manteniendo la intensidad arriba. Al Athletic, cada vez más lento, se le hacía largo el partido, del cual se despidió cuando saltó al campo Neymar. Su conexión con Messi fue mortal y dio sus frutos en los minutos 79 y 84. Dos rápidas acciones del delantero argentino, ambas tras recuperaciones de Busquets (siempre en la penumbra de la fama), derivaron en ocasiones de lujo que Neymar no desaprovechó ante Iraizoz. El brasileño estuvo certero, aunque le tiene que dar gracias a un Messi que no mojó pero fue clave.

  • 1