Cultura

Ni comedia ni concierto, sino todo lo contrario

Obra: ­Funamviolistas. Compañía: The ­Funamviolistas. Lugar: Sala La Fundición, 25 de enero. Director: Rafael Ruiz. Interpretación: Ana Hernández, Lila Horovitz, Mayte Olmedilla. Calificación: ****

el 27 ene 2014 / 15:36 h.

Tres mujeres que tienen en común su profesión de músicos coinciden en un parque tras haber sido despedidas. Es el arranque de esta obra, una original propuesta que no es ni comedia ni concierto, sino todo lo contrario. Y es que la dramaturgia de este espectáculo renuncia a la palabra para contarnos la historia de estos tres singulares personajes mediante una suerte de unión de los temas musicales con la expresión gestual, que se sirve de las técnicas del mimo para revestir el relato de comicidad y teatralidad. Así, aunque cada una de las escenas gira en torno a un tema musical, todas responden a una emoción que define la relación de amistad que se va forjando entre las intérpretes hasta el final, cuando deciden formar su propia compañía. Algo que, por cierto, es un correlato de la realidad, ya que dos de las intérpretes decidieron montar este espectáculo después de ser despedidas de un musical en el que habían participado desde su fase de creación. Tal vez por eso esta obra nos transmita un torrente de ilusión, frescura y entrega por parte de sus integrantes. Aunque lo más sobresaliente es  su virtuosismo, la soberbia ejecución musical y la limpieza de su expresión corporal, que Rafael Ruíz ha colmado de comicidad. Una comicidad que se completa con el recorrido musical, que se atreve a mezclar, no sin  acierto, conocidos temas de música clásica de Vivaldi, Mozart o Bizet, entre otros, con un tango popular como La Comparsita  que tiene su contrapunto en tres piezas de Astor Piazzolla. Y por si eso fuera poco también podemos disfrutar de algunos temas de corte popular, como Viva la Pappa de Nino Rota, o el Can Can de Jacques Ofenbache. De esta manera, gracias a este espectáculo podemos comprobar que la música clásica puede dialogar con otros géneros musicales de nuestra época sin perder un ápice de su valor. Y por ende, esta obra supone también un espléndido instrumento para acercar la música clásica a todo tipo de espectadores.

  • 1