Local

Ni el K-2 ni el K-1 podrán optar a las medallas

Las piragüistas Beatriz Manchón y Sonia Molanes se quedaron a las puertas de la clasificación para la final de los 500 metros en K-2, tras finalizar en la cuarta posición la primera semifinal. La jornada fue especialmente negra para Sonia Molanes, que tampoco pudo clasificarse para la final de los 1.500 metros en K-1 al quedar sexta en su serie.

el 15 sep 2009 / 10:20 h.

TAGS:

Las piragüistas Beatriz Manchón y Sonia Molanes se quedaron a las puertas de la clasificación para la final de los 500 metros en K-2, tras finalizar en la cuarta posición la primera semifinal. La jornada fue especialmente negra para Sonia Molanes, que tampoco pudo clasificarse para la final de los 1.500 metros en K-1 al quedar sexta en su serie.

Al 120% en K-4 . La sevillana Beatriz Manchón aseguró que no haber logrado la clasificación para la final de K-2 no tendrá un efecto negativo en la regata en la que ambas competirán hoy en la final olímpica de K-4, y ha añadido que será un revulsivo para ir "al 120 por ciento".

Sobre la semifinal de K-2, ha apreciado que "cada vez es más evidente la influencia que tiene el viento, y lo que ayuda hasta las calles cinco cuando sopla en contra".

En referencia a las rivales, comentó: "Creo que estábamos las eslovacas, las finlandesas y nosotras. Al final, se metieron las japonesas, que nadie contaba con ellas".

Para Molanes deberían de haber estado en la final por las sensaciones que tenían.

"Hicimos una buena y regata, y nos encontrábamos en el grupo de cabeza", subrayó la pontevedresa, afincada en Extremadura, que precisó que hasta la llegada a la meta no se percató de que las japoneses, que estaban en la calle dos, al lado contrario, eran quienes habían ganado la prueba.

  • 1