martes, 19 febrero 2019
14:57
, última actualización
Local

"Ni las ‘setas’ ni Fibes son proyectos faraónicos ni megalómanos"

El delegado de Urbanismo tiene una obsesión: hay que acabar Metropol Parasol como sea, y hacerlo como muy tarde en diciembre.

el 13 jun 2010 / 09:58 h.

TAGS:

Manuel Rey, delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla.
-Garantícenos que de verdad en diciembre van a estar acabadas las setas de la Encarnación.

-El proyecto modificado ya aprobado recoge un cronograma de trabajo que ya ha sido visado por el Colegio de Arquitectos y casi también tiene el visto bueno de la Oficina de Supervisión de Proyectos de Urbanismo, y contempla la finalización de Metropol el 31 de diciembre. También estamos trabajando con los técnicos alemanes montadores de la madera, reajustando los tiempos para tener el proyecto en esa fecha. En breve el ciudadano comenzará a visualizarlo, porque es verdad que el trabajo en el mercado está siendo muy intenso y va muy avanzado, pero la gente dice que no ve a nadie trabajando en las setas.

-Total, que estará a tiempo.

-A todo esto sólo tengo que ponerle un condicional al que estoy obligado, y es que el proyecto ha sido enviado al Consejo Consultivo de la Junta, pero esperamos su visto bueno.

-¿También garantiza que no habrá más sobrecostes?

-Bueno, una parte no han sido sobrecostes sino mejoras en el mercado, necesidades imprevistas como instalaciones eléctricas, también vimos la oportunidad de hacer una reurbanización en la zona... Esto ha hecho que se vaya a los 89 millones de euros.

-¿No es una barbaridad?

-Es una cantidad de dinero evidentemente importante que si en este momento la analizas suena todavía más importante, pero yo lo veo en términos de la gran oportunidad que Sevilla tendrá para aprovechar un elemento de potencial turístico y comercial de suma importancia. Esto supondrá el resurgir económico del eje comercial Puente Pellón-Feria-Encarnación, que se había deteriorado de una forma clara.

-Suena como si se de verdad se creyera el proyecto.

-Yo me creo el potencial que Metropol tiene desde el punto de vista económico, comercial, turístico y vertebrador del casco histórico de nuestra ciudad. Estoy de acuerdo con los comentarios de Juan Espadas [candidato del PSOE a la Alcaldía], se podría haber gestionado de otra manera, pero creo que el proyecto hay que terminarlo y de lo que estoy absolutamente seguro es de que habrá un antes y un después en la zona y en Sevilla incluso, por la capacidad de atracción que tendrá en sí mismo.

-Por lo que dice el proyecto original era poco serio, ¿no?

-Desde luego, todo lo que ha ocurrido con este proyecto es para escribir una enciclopedia. Es un tópico, pero es verdad que cuando se habla de que es un proyecto único, vanguardista y original es que es así, las miles de piezas metálicas que permiten la unión de los parasoles son individuales, únicas, cada una con un diseño específico. Y había unas soluciones técnicas iniciales que no respondían a las verdaderas necesidades de Metropol Parasol, se vio que las soluciones eran mejorables, porque desde el concurso de ideas (que fue en 2004) se han producido innovaciones tecnológicas.

-El secretario municipal instaba en un informe a depurar responsabilidades, ¿se va a demandar al arquitecto?


-Se puede estar seguro de que se van a exigir responsabilidades, pero sería contraproducente diversificar esfuerzos, ahora necesitamos centrarlos todos en terminar. Todos los que hemos participado tenemos responsabilidad, mayor o menor, en que el proyecto se haya retrasado más de lo previsto, desde el que lo diseñó hasta nosotros como Ayuntamiento. En este instante lo que tenemos que hacer es terminar, y después tendremos que identificar a quién hay que exigirle responsabilidades.

-Por cierto, ¿le gustaría que el Metro parase en la Encarnación, como quería el alcalde?

-Lo importante es que haya una parada, y entre la plaza del Duque [donde la Junta propone la estación] y la Encarnación hay poca distancia. Hombre, los que creemos en Metropol pensamos que sería interesante una parada cuanto más cerca mejor, pero es evidente que el Metro no puede tener muchas paradas en el casco histórico.

-Su otro gran dolor de cabeza es Fibes, ¿pone la mano en el fuego de que estará también para diciembre?

-Sí, estará terminado en diciembre de 2010. El proyecto tiene puntos en común con Metropol, sobre todo que la inversión va a ser fundamental para generar riqueza para toda la ciudad. No son proyectos faraónicos ni megalómanos ni nada por el estilo, están pensados para ser rentabilizados, para que la ciudad aproveche la generación de riqueza que de ellos se va a derivar. Estoy muy tranquilo, de verdad, con el Palacio de Congresos, aunque es verdad que vamos a estar hasta última hora sufriendo, como el Betis, pero seguro que estará terminado.

-¿Qué es más importante para Sevilla, Metropol o Fibes?

-Es que es como si tienes que decir a quién quieres más, a tu padre o a tu madre, aunque personalmente al proyecto al que le tengo más cariño es al de la Plaza de España. Si es por la dificultad, por la complejidad, por las ganas que la ciudad tiene de que se termine y por la importancia política, desde luego me quedo con la Encarnación. Pero en el segmento de congresos y negocios el turista deja más de 300 euros diarios y el normal 60, es decir, lo quintuplica. En el corto plazo la rentabilidad de Fibes va a ser rapidísima, pero creo que Metropol va a ser muy rentable económicamente y va a generar mucha riqueza, esa arquitectura de vanguardia va a hacer que venga mucha gente a verla.

-¿Cree que la gente tomará Metropol en cuanto se abra?

-En el instante en que se abra, aquello va a ser un bullicio continuo de personas, socialmente va a ser espectacular, brutal.

-Donde las cosas van bien es con Tablada, esta semana ha habido otra sentencia blindando su carácter público.

-Parece que el TSJA está apoyando cada vez más la calificación del PGOU como suelo no urbanizable. El alcalde sigue abogando por la negociación con los propietarios.

-¿La negociación será este mandato o ya en el siguiente?


-Llevo trabajando directamente con Sánchez Monteseirín siete años y siempre le he visto trabajar muchísimo, pero el trabajo que está haciendo en estos últimos meses ya no es muchísimo, es tremendo, por lo que no soy capaz de descartar que el alcalde vuelva a intentar la negociación ahora.

-¿Aunque esté en la recta final de su mandato?

-Es que lo veo como una auténtica moto en cuanto a trabajar y sacar proyectos para la ciudad, así que no descarto que, por culminar su proyecto de Sevilla, lo intente. Porque desde luego es un elemento central e ideológicamente hablando muy potente, en cualquier momento puede intentar encarrilarlo.

-La Plaza de España, que dice que es el proyecto al que más cariño le tiene, ¿la vamos a recuperar como la de 1929?

-Esta semana que entra ya vamos a abrir peatonalmente la avenida de Isabel la Católica, y la obra se terminará el 30 de septiembre. Esto significa que en octubre las barcas ya estarán allí, 20 barcas de madera que son las que recuerda la gente, porque las originales eran góndolas que ahora son poco funcionales al hacer falta un gondolero. Y la barca que había a motor también la hemos reproducido.

-¿Se va a cerrar de noche?

-Se ha eliminado la cancela que impedía el acceso a la Plaza de España y hemos puesto dos cancelas nuevas, en Torre Norte y Torre Sur, que sí se cerrarán. Ahora tenemos que coordinarnos con la Subdelegación del Gobierno para ver los horarios que va a tener y hablar con ellos para el futuro museo de Aníbal González, para el que estamos pensando en la posibilidad de que vaya en la Puerta de Aragón.

-¿Qué falta para poder desbloquear la SE-35 después de la autorización de AENA?

-Había dos problemas. Uno era con AENA, que se ha resuelto después de mucho tiempo y muchas mediaciones, hasta el punto de que informes que se tarda ocho meses en responder han estado en dos semanas. Ahora queda el informe sectorial de carreteras, pero es un tema que comparado con el otro es menor, tiene que ver con una afección a la ronda Supernorte.

-¿Tanta falta le hace a la ciudad una ronda de circunvalación intermedia como la SE-35?

-La SE-35 es un elemento central porque los promotores reclaman el desarrollo de infraestructuras para conectar con las viviendas que hay que hacer, hicimos un plan con 19.000 y nos podíamos encontrar que la parte con suelos en manos de privados no saliera adelante. Por eso pusimos en marcha el Plan Impulsa, con 100 millones de los que se han beneficiado con 53 millones tres desarrollos: Buen Aire, Hacienda el Rosario y Palmas Altas Sur. Ahora viene la SE-35, que en el tramo entre la A-4 y Emilio Lemos tiene un presupuesto de casi 34 millones y queremos poner la primera piedra durante este mismo año.

-Por cierto, ¿cómo llevan el libro de estilo para unificar el mobiliario en el Centro?

-Lo estamos empezando. Es un elemento que me preocupa, pero desde luego un debate estético no es lo prioritario con esta crisis brutal, porque además es un tema que se presta mucho a la demagogia. Creo que es necesario cerrar el debate estético cada vez que se hace una obra en el Centro, pero con todo esto hemos descubierto una cosa simpática: resulta que creemos que las farolas fernandinas son el elemento simbólico, habitual y propio de toda la vida en Sevilla. Y resulta que la primera farola fernandina se puso sobre 1973 y que venía de Madrid, se copió de allí: las originales de Sevilla eran unas que estaban en la Plaza de España. Esto es fiel reflejo de lo que muchas veces pasa en esta ciudad.

  • 1