Deportes

Ningún entrenador de Segunda firmó pleno de puntos en su primer mes en el banquillo

De los nueve relevos que ha habido en la competición hasta hoy -el de Mel se excluye porque fue despedido en la noche del lunes-, ninguno acumuló más de 6 puntos de los 9 posibles desde su debut.  

el 17 feb 2010 / 22:23 h.

La Segunda es una categoría traicionera. El Real Betis, uno de los principales candidatos a esquivar sus miserias cuando junio expire, es un alumno con experiencia y la necesidad de arañar puntos sobre el Cartagena es una realidad en el seno del once que adiestra Víctor Fernández.  

Debido a la precariedad de su botín, Manuel Ruiz de Lopera buscó un talismán con el fichaje de un nuevo entrenador, aunque los números, pese a la evidente progresión, no han inaugurado aún una era dorada.

El nuevo preparador del cuadro de La Palmera, fiel a los antecedentes en la Liga, no ha revertido de forma repentina la dinámica en sus tres semanas inaugurales a cargo del primer plantel.

De los nueve relevos que ha habido en la competición hasta hoy -el de Mel se excluye porque fue despedido en la noche del lunes-, ninguno acumuló más de 6 puntos de los 9 posibles desde su debut.

Víctor Fernández ha alimentado el casillero del escuadrón heliopolitano con 5 puntos, unos números que ya repitieron Bordalás en el Elche y recientemente Víctor Espárrago en el Cádiz.

Pese a que el ex del Zaragoza preconizó desde su fichaje que la principal diferencia con respecto a la era Tapia iba a ser la apuesta por el fútbol ofensivo, los registros evidencian la necesidad de la contratación de un delantero y la incapacidad para reflejar en los resultados la nueva propuesta. Sólo Agné, en el Recre (1), y Sito Cenzual, en el Salamanca (1), celebraron menos tantos que el aragonés.

Y en cuanto a puntos, sólo tres entrenadores mejoraron las cifras de Víctor. Tintín Márquez, que relevó a David Amaral en el Castellón, fue capaz de resucitar al colista con 6 puntos de 9, idénticos dígitos a los que selló Narcís Juliá en el Girona tras el despido de Cristóbal Parralo.

E igualmente efectivo resultó ser Julián Rubio, que, tras abandonar el modesto Atlético Ciudad, recaló en el Albacete. El conjunto del Carlos Belmonte, tras el adiós del cordobés Pepe Murcia y con el ex del Sevilla en el banco, se embolsó también 6 puntos de 9 en los tres primeros partidos del manchego.

Otro aspecto que cobra importancia tras las nuevas incorporaciones en el banquillo es la amplia nómina de cambios en el esquema tipo del equipo. Así, Víctor Fernández es, hasta ahora, el que menos modificaciones ha introducido. Tintín, con 7 respecto a su antecesor, el más drástico.

  • 1