Cultura

«Ningún tirano se negaría a representar 'Fuenteovejuna'»

El Lope presenta una superproducción del clásico del Siglo de Oro.

el 26 nov 2009 / 19:58 h.

Gerardo Malla, Alberto Jiménez, Oscar Zafra y Rodrigo Arribas, ayer en Sevilla.

El Teatro Lope de Vega ofrece desde hoy hasta el domingo Fuenteovejuna, una de las obras más importantes del autor que da nombre al espacio escénico municipal y que, en esta ocasión, llega en forma de superproducción. La pieza pondrá sobre las tablas a más de 30 personajes dirigidos por el británico Laurence Boswell, director asociado a la Royal Shakespeare Company y gran conocedor de la literatura española del Siglo de Oro.

Este montaje es una coproducción de la compañía Rakatá y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, con motivo del IV Centenario de El Arte nuevo de hacer comedias, el texto ensayístico compuesto por 389 versos que Lope de Vega pronunció como discurso ante la Academia de Madrid en 1609, con el objeto de realizar una defensa de su teatro ante los académicos.

Fuenteovejuna es un clásico de nuestro Siglo de Oro ambientado en la España de los Reyes Católicos, con un marcado contenido social y reivindicativo, en el que se presenta la rebelión de un pueblo cordobés, unido ante la tiranía y la injusticia que ejercían a finales del siglo XV principios del XVI los nobles sobre los campesinos.

El productor de este espectáculo, Rodrigo Arribas, presentó ayer en rueda de prensa esta obra, de la que destacó que a pesar de haber sido escrita en 1610, no ha perdido vigencia con el paso de los siglos y ha sido representada en todo tipo de regímenes, desde la España de Franco a la Rusia de Stalin. La causa, a juicio de Gerardo Malla, actor consagrado que encarna al alcalde del pueblo, merecería todo un libro. "El colectivo es el protagonista de Fuenteovejuna. Esto se puede hacer en todos los regímenes. Ningún tirano rechazaría montar la obra, por el prestigio de las letras del Siglo de Oro y porque ya se encargaría el director de turno de no pasar la línea a la hora de tratar la rebelión del pueblo".

Sin embargo, la propuesta que Boswell trae a Sevilla, y que ya ha hecho parada en unos 60 teatros, se limita a plasmar el texto de Lope "con total pulcritud", como en su día hizo el autor, para que sea el público el que saque sus propias conclusiones, según expresó el productor. "La mayoría de nosotros hemos tenido disquisiciones sobre si lo que ocurre a lo largo de la historia está bien o mal, Nosotros queremos que el público decida", añadió.

Los actores Oscar Zafra y Alberto Jiménez también asistieron a la presentación de la obra, de la que dijeron que mantiene su vigencia porque "a través de una historia de amor a tres bandas retrata un país que se está formando. Habla de la dignidad de los pueblos y de una rebelión que los nobles no llegan a entender. Esto ha pasado en todos los lugares del mundo en algún momento, por eso de la universalidad de esta obra".

  • 1