Local

Ninguna ilusión se despertó frente al Cristo de Burgos

el 15 sep 2009 / 02:02 h.

TAGS:

La gente comenzó a arremolinarse alrededor de la Parroquia de San Pedro apenas media hora antes de que la cofradía debiera poner la cruz de guía en la calle. No había miradas de ilusión clavadas en la puerta, y por la plaza nunca cesó de pasar el transporte público. Así las cosas, el panorama, desalentador, no permitía muchos resquicios para la esperanza.

La noticia se transmitió de forma concisa. A las 20.00 horas, el hermano mayor, Antonio Candil del Olmo, decidió que no se acudiría en procesión a la Catedral. Por la puerta lateral del templo, un hermano anunció que en Dos Hermanas estaba lloviendo, lo que motivó un breve aplauso que clausuró la espera. Con la noche encima, las farolas iluminaron el asfalto mojado. Por San Pedro seguían pasando los coches.

  • 1