martes, 26 marzo 2019
21:05
, última actualización
Economía

Niños a salvo en tres continentes

'Estar Asalvo', empresa de Alcalá de Guadaira nacida en 2003, comercializa una gama de productos tan variados como el clásico carrito, el más moderno termómetro a distancia o los juguetes educativos en países como México, Chile y el vecino Marruecos.

el 15 sep 2009 / 21:56 h.

'Estar Asalvo', empresa de Alcalá de Guadaira nacida en 2003, comercializa una gama de productos tan variados como el clásico carrito, el más moderno termómetro a distancia o los juguetes educativos en países como México, Chile y el vecino Marruecos.

Con tan sólo seis años de vida, desde hace tres está empresa alcaleña exporta sus productos de seguridad infantil a los mercados mejicanos, chileno y marroquí. La llegada a estos países se produjo a través de contactos en ferias de muestras internacionales, como las alemanas de Colonia o Nüremberg, "por afinidad en las costumbres y el idioma o por la cercanía, en el caso concreto de Marruecos", explica Jesús Lacasa, gerente de Estar Asalvo. En proyecto se encuentra seguir ampliando el mercado hispanoamericano accediendo a Argentina y Brasil, países en los cuales actualmente están promocionando sus productos.

Sus clientes son mayoristas con los que se ha buscado un trato basado en la cercanía cultural y el idioma. "Si nos hubiésemos planteado desembarcar en países de Europa del Este, como Rusia, por ejemplo, habríamos tenido que hacer un esfuerzo de adaptar nuestro catálogo, pero en caso de México y Chile, que las costumbre son muy parecidas a España, prácticamente las demandas del consumidor para nuestro mercado en concreto son las mismas", concluye el gerente.

Eso sí, de momento, no se comercializa el catálogo completo. "Los productos que no se pueden llevar a un determinado mercado, por cuestión de costumbres o precio o cualquier otro problema, no se intentar adaptar por una cuestión de rentabilidad, nuestro volúmen de exportación y las estimaciones de ventas hacen que no merezcan la pena", explica Lacasa. "Si en el futuro la presencia en el exterior aumenta en importancia dentro de lo que facturamos y se ve que un determinado producto puede venderse bien, probablemente lo haríamos, pero es algo que de momento sólo nos podemos plantear hipotéticamente".

También se nota la diferencia de nivel de vida, de los países importadores respecto a España, pero también entre sí. Los productos de gama alta, como el termómetro a distancia, sólo están teniendo buena acogida en Chile. Otro ejemplo curioso es el de los "carros gemelares", carritos de dos plazas pensados para gemelos o hermanos de poca diferencia de edad, que en España han aumentado sus ventas en la última década debido a la proliferación de tratamientos de fertilidad, que hacen más probable la concepción de gemelos o mellizos.

"A más liberación de la mujer e incoporación de la misma al mundo del trabajo, las famlias se forman más tarde y encuentran más dificultades para tener hijos. Aumentan los casos de inseminación artificial y, indirectamente, el número de nacimientos de gemelos, mellizos o incluso trillizos, y se venden muchos más carros de dos o tres plazas. En Chile las cifras se parecen más a España, en México son un poco inferiores y en Marruecos, aún más bajas. Son situaciones sociales o económica que influyen bastante lo que exportamos o no", explica Jesús Lacasa.

  • 1