Local

¡No a las fernandinas!

Los escandalizados de los postes del tranvía, lo serán también del "pegote" de las fernandinas y luego, seguro, de que quiten las catenarias, si el Ayuntamiento se aclara y llegamos a verlo. En fin, por molestar, quiero decir que, por favor, no me quiten los postes, que me gustan...

el 15 sep 2009 / 00:05 h.

Los escandalizados de los postes del tranvía, lo serán también del "pegote" de las fernandinas y luego, seguro, de que quiten las catenarias, si el Ayuntamiento se aclara y llegamos a verlo. En fin, por molestar, quiero decir que, por favor, no me quiten los postes, que me gustan, que me alegran la mañana cuando salgo a andar por la Avenida. Dicho queda y lo repito, por si cuela: ¡no a las fernandinas¡ ¡sí a los postes de las catenarias¡. A lo hecho pecho y cuando tengan la buena solución, manos a la obra, pero déjense de fernandinas. Y por cierto, y por seguir molestando a los temerosos de cualquier cosa que le de gustito a la gente, quiero decir que no me parece ni mal ni bien que hayan puesto el mayor punto de alquiler de bicicletas en la Plaza Nueva. Ni bien ni mal, pero si me parece mal que se carguen la idea de un kiosko-bar con veladores en la Plaza Nueva, que según le leí a Diego Suárez el lunes en estas páginas, estaba previsto justo en el lugar de las bicicletas. Me parece mal porque la Plaza Nueva está necesitando una terracita para ver pasar la gente, para tomar un refresco leyendo un libro o darse un descanso con "charleta" al sol. ¡No a las presiones contra el kiosko, si es que las hay, y sí a los veladores¡ Por cierto, también alguna terracita más en la Avenida. Y digan lo que quieran los defensores de una Catedral maravillosa, a la que los coches estaban asfixiando, sin que a los escandalizados de ahora les importara un pimiento.

  • 1