Local

«No cambiaría el Estatuto, con un buen gobierno se puede arreglar»

Julián Álvarez no teme a un mal resultado electoral y cree que su formación será más tolerante con él porque está empezando en la política andaluza.

el 15 sep 2009 / 01:05 h.

TAGS:

-Ésta es su primera campaña electoral. ¿Cómo la está viviendo y cómo se está viendo?

-Estamos demostrando que CA es lo único nuevo que se presenta a las elecciones. Transmitimos con nuestra campaña y discurso que puede haber algo distinto a PSOE y PP. Frente al régimen socialista, apoyado por el PP, está la alternativa de un andalucismo renovado.

-¿La ilusión de la primera vez es su gran punto a favor?

-La verdad es que estos 15 días los estoy viviendo con toda la ilusión del mundo. Es mi primera campaña autonómica y, además, soy el único candidato andalucista que se presenta a unas elecciones andaluzas.

-Dígame en qué está ganando a sus rivales.

-A mis rivales les gano en ilusión, juventud y en defender posiciones distintas. Ya hay muchos ciudadanos que están reclamando cambios y nosotros vamos por delante en ese terreno.

-¿Y en qué se está viendo peor que sus contrincantes?

-Me veo muchísimo peor en recursos. En este sistema electoral hay trampa, porque no todos tenemos las mismas posibilidades. A algunos se les deja aparecer muchas más veces que a nosotros. Además, el poder público utiliza todos los recursos a su favor. El PSOE y el PP hacen trampa siempre, como en el último debate tramposo [el cara a cara televisivo en Canal Sur]. Partimos con una enorme desventaja.

-¿La inexperiencia es también una desventaja?

-Sí, seguro que influye. Pero lo que pueda ser malo en un sentido, también da frescura y aporta elementos positivos al discurso. Para nosotros es muy importante transmitir que hay luz al final del túnel.

-Las encuestas no le auguran muchos votos. ¿Sería un logro reeditar o rozar los cinco diputados en el Parlamento andaluz?

-Yo aspiro a ser presidente, a ganar estas elecciones. La única encuesta real es la voluntad de los ciudadanos. Nuestra misión ha sido dar a los andaluces una alternativa coherente, nueva y joven. En este momento no estoy dispuesto a aceptar ningún resultado que no me lleve a la presidencia de la Junta.

-Hablemos del 10 de marzo. ¿Qué ocurrirá en su partido si no obtiene un buen resultado?

-Lo que hará mi organización es celebrar un congreso al cabo de unos meses y ahí la militancia del PA, y después la de la coalición, tomará las decisiones oportunas. Es verdad que las elecciones influyen en todo. Si el resultado es malo para el señor Chaves, se tendrá que ir a su casa. Y si es malo para el señor Arenas, también se deberá ir.

-En caso de conseguir un resultado clave, ¿pactaría con el PSOE si éste no alcanzara la mayoría absoluta?

-No vamos a formar parte de ningún gobierno que no presidamos y llevemos las riendas. Queremos ser la alternativa, cambiar lo que hay, no sostener lo que hay. Puede que tardemos un tiempo en lograr el poder, pero no apoyaremos a una fuerza centralista para darle un giro verdiblanco.

-Pero sí estaría dispuesto a gobernar con PP e IU para desbancar a Chaves.

-Estoy cansado de que me pregunten a quién voy a votar en la investidura, si a Chaves o a Arenas. No votaré a ninguno de los dos, porque son lo mismo. Además, quiero demostrar que es probable que me tengan que votar ellos a mí, porque yo también puedo ser presidente.

-¿Cómo gestionaría el Estatuto que su partido rechazó?

-El poder que debe tener Andalucía tiene más que ver con su gobierno que con su Estatuto. Hemos aceptado que otros territorios tengan un texto mejor que el nuestro, pero con un buen gobierno se puede arreglar. Mi gran apuesta es que manden los andalucistas. No me hará falta cambiar el Estatuto.

(Lea la entrevista completa en la versión en papel de El Correo de Andalucía).

  • 1