Local

"No debe haber ni un euro menos para las Universidades"

El fichaje estrella del PP hace ocho años habla de su salida del partido desde su plaza de profesor de Historia de América.

el 28 dic 2011 / 20:56 h.

TAGS:

Adolfo González concede su primera entrevista después de que el PP lo apeara de las listas.

Uno vale más por lo que calla que por lo que dice, según el refranero. Así que Adolfo González vale en estos momentos su peso en oro. El pasado 9 de octubre recibió la llamada en la que le confirmaban que no iba en las listas del PP para el Congreso. Al día siguiente, pidió su reingreso en la Universidad de Sevilla, de la que salió hace ocho años para convertirse en el fichaje estrella de los populares y con la promesa de ocupar el cargo de secretario de Estado de Universidades. Ahora, este exdiputado meticuloso y amigo de los consensos (los mensajes de su móvil son la prueba del nombre que se había hecho en la Carrera de San Jerónimo), prepara sus clases y despeja dudas sobre su futuro: “No voy a volver a la política”.

–¿Ha vuelto a su casa o su casa era el PP? ¿Qué han supuesto los ocho años en el Congreso?

–He vuelto a mi casa. Lo que voy a decir es un topicazo pero ha sido una experiencia única, te hace tener una dimensión de la realidad distinta, y lo interesante es que ahora, muchos de los ministros y secretarios de Estado que veo, son gente a la que conozco.

–¿No está dolido por haberse caído del cartel después de andar con el PP los años de travesía en el desierto hasta la victoria del 20N?

–Dolido no es la palabra. Me siento raro. He tenido una actividad que no era la habitual y por las circunstancias que sean, que yo las desconozco, no estoy ya en ella. Pero como tengo mi trabajo de siempre, esta rareza es más sentimental que real. Lo que sí sería falso es decir que no me ha afectado el reciclaje mental.

–Cuando le dieron la noticia, ¿qué llamada recibió que le defraudó y cuál le sorprendió?

–No voy a contestar a esa pregunta. Lo que sí voy a decir es que cuando me enteré que no estaba en las listas, decidí que lo mejor era volver a mi puesto de trabajo. Creo que es lo correcto.

–¿Le sorprende el Gobierno?

–No. Quizás el ministro que más me ha sorprendido es el que llevará los asuntos sobre los que yo he trabajado en el Congreso [Educación, que dirige José Ignacio Wert]. No estaba en ninguna quiniela, pero tiene que tener sus méritos, sin duda, para que Mariano Rajoy le haya confiado esta cartera.

 –¿Cree que lo mejor es eliminar Innovación?

–Me voy a arriesgar... Si se crea un Ministerio de Educación con Investigación en otra cartera, me temo que esto puede presentar dificultades de gestión a no ser que haya una política trasversal transparente y clara, cosa que no ha habido con el PSOE.

–Rajoy ya ha advertido de que todas las partidas están sujetas a recortes. ¿En Universidad es posible seguir recortando?

–Yo soy un defensor de que no haya ni un euro menos. Y aquí utilizo una frase que le he oído al exministro Gabilondo: invertir en educación es caro, pero no hacerlo sale carísimo. Si nos creemos que la sociedad del conocimiento es la única salida a la crisis, el ajuste en Universidades lo haría para dejar, como mínimo, el dinero que hay. Si reducimos, lo veo peligroso.

–¿Habrá continuidad en el programa de los campus de excelencia?

–En el programa del PP, en el que he tenido algo que ver, no aparece absolutamente nada ni de reducirlo, ni de cambiarlo; al contrario, potenciarlo.

–¿Y cómo le suena la parte del discurso de investidura de Rajoy en la que avanzó una nueva reforma de la Universidad?

–No es el momento de plantear grandes reformas. Pero es que el programa del PP no lo dice. Habrá modificaciones, por ejemplo, en la selección del profesorado y en la reforma de los másteres y los doctorados, entre otras cosas.

–¿Qué Universidad se ha encontrado a su vuelta?

–Uy, una muy distinta.

–¿Mejor o peor?

–Peor, pero no por responsabilidad de las autoridades académicas. Me he dado cuenta de que lo se legisla en el Congreso y en el Senado después no se interpreta bien.

–¿Habrá sintonía entre el Gobierno y la Universidad o volverán las tensiones como con la reforma de la LOU?

–Debe haber, como mínimo, respeto, sintonía institucional y diálogo. Como viví la reforma de la LOU, deseo que no se produzcan esas tensiones. Y creo que los tiempos son distintos.

–Las dos últimas preguntas están relacionadas con elecciones. Las primeras, en la Universidad de Sevilla. ¿Cree que se presenta el actual rector? ¿Habrá contrincantes?

–Llevo dos meses en la Universidad, pero creo que el actual rector se va a presentar porque un proyecto político necesita de ocho años. Me gustaría que hubiera otras candidaturas, pero lo dudo. Todo por simple olfato y porque el calendario es el que es.

–¿El PP tiene opciones para ganar en Andalucía en marzo? ¿Cree que puede ser repescado para ese posible Gobierno?

–Empiezo por lo último: he dejado la política. No voy a volver ya. Por lo tanto, ni espero ni deseo nada. Sobre lo primero, creo que sí hay opciones. Ya no hay miedo al PP. Lo razonable es que el PP gane las elecciones y que lo haga con mayoría absoluta. Lo espero y lo deseo.

  • 1