Local

«No es una cuestión de banderas, es un atropello»

El alcalde, Santiago Jiménez, se muestra «convencido» de que la enseña republicana podrá ondear en el Consisto

el 06 abr 2014 / 23:30 h.

TAGS:

15645547 Los concejales del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Villaverde del Río, y representantes del grupo popular en la corporación, comparecerán hoy a las once de la mañana en una vista oral en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 14 de Sevilla. El objetivo de esta citación es resolver si se mantiene la suspensión cautelar del acuerdo adoptado el pasado 13 de marzo por el Pleno para que la bandera republicana ondee desde hoy hasta el 14 de abril en el balcón del Ayuntamiento junto a la enseña nacional de España, en el marco de un ciclo de conferencias y actos conmemorativos de la II República española.La suspensión cautelar fue dictada por un magistrado tras las demandas del PP, y las partes deberán explicarse ante el magistrado para proceder al «levantamiento, mantenimiento o modificación» de esta medida cautelar. «Esta no es una cuestión de banderas, es un atropello a la democracia, a instancias del PP», afirmó el alcalde de Villaverde, Santiago Jiménez (IU), que hoy estará arropado por diferentes cargos públicos de su partido y representantes de entidades y colectivos sociales para defender el acuerdo del Pleno en un acto convocado una hora antes de la vista oral ante el edificio de los juzgados en Viapol. A este acto acuden para fijar su posicionamiento el coordinador provincial de IU, Manuel Gutiérrez Arregui, el secretario provincial del PCA, Carlos Vázquez, el secretario andaluz del PCA, parlamentario y senador, José Manuel Mariscal, y el secretario general del PCE y parlamentario portavoz del grupo La Izquierda Plural en el Congreso, José Luis Centella, entre otros. «Lo que se pretende, dentro de la campaña que tiene en marcha el PP en el conjunto del Estado, es restringir los derechos y las libertades de la ciudadanía en nuestro sistema democrático», explicó el alcalde, que aseguró que «este histerismo y la intolerancia del grupo popular a la bandera republicana contrasta con el respeto que tenemos nosotros con todo tipo de símbolos religiosos que pueblan los ayuntamientos de nuestros pueblos sin ningún problema, aunque España, según la Constitución, sea un país laico». El alcalde ha defendido la legalidad del acuerdo, y ha citado un informe de Secretaría del Ayuntamiento «en el que se pone de manifiesto que el izado de la bandera conmemorativa se hace con el amparo y la protección de la ley de banderas, 39/1981, y al contrario de lo que sostienen los denunciantes, no sustituye a la bandera de España, que seguirá ondeando en un lugar preferente como lo hace los 365 días del año», aseguró Jiménez. Insistió en que el PP no ha sido capaz de argumentar qué artículos contraviene la moción aprobada por IU y PSOE en el Pleno, y se mostró  convencido de que tras la vista oral se levantará la medida cautelar dictada por el magistrado. Desde el PP, que denunciaron el acuerdo del Pleno y pidieron que se tomasen medidas cautelares, han manifestado su «absoluto respeto a las actuaciones judiciales y a la legalidad constitucional». El secretario general del PP en Sevilla, Eloy Carmona, afirmó que «con decisiones y acuerdos como los alcanzados en este Ayuntamiento, IU y ahora con la connivencia del PSOE, podrían volver a cruzar la línea de la legalidad constitucional y las reglas democráticas». Según el portavoz popular, «estos dos partidos lo único que pretenden es dinamitar de nuevo las administraciones democráticas».

  • 1