Local

"No había medidas de seguridad en los calabozos

El ex agente de la UDYCO encarcelado por el robo de la droga ha corroborado la versión de los testigos que apuntaba en este sentido.

el 11 jun 2010 / 18:13 h.

TAGS:

La defensa del ex policía de la UDYCO Lars S.M, encarcelado por el robo de 150 kilos de droga de una comisaría de Sevilla, ha confirmado a Efe que "no existían medidas de seguridad" en los calabozos donde se custodiaba la droga, como desvela la inspección ocular realizada hoy por la juez.

La inspección en la que han estado presentes además de la juez, el fiscal antidroga y los tres letrados de la defensa, ha corroborado la versión de los testigos que señalaban la falta de medidas de seguridad en la Jefatura de Policía de la avenida Blas Infante, según ha destacado el abogado de Lars S.M, Benito Saldaña.

Como resultado de la inspección ocular, que a juicio de Saldaña, ha sido "bastante provechosa", se ha podido comprobar que, en contra de lo que se "pensaba al principio", había más de un juego de llaves que abrían el calabozo y que existía la posibilidad de acceder desde allí hasta el garaje "ya que la cerradura estaba inutilizada desde dentro", ha asegurado el letrado.

En meses pasados, varios testigos declararon que la llave de los antiguos calabozos donde se guardaban los alijos sustraídos estaba en poder del jefe de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (UDYCO), que la custodiaba y sólo la entregaba a petición de otro jefe policial, quien la conservaba el tiempo necesario para hacer la gestión.

Una versión que ha confirmado Saldaña, quien ha añadido que el juego de llaves de la garita de entrada de la comisaría "nunca se pudo dar a una persona distinta a los jefes", como le han asegurado, durante el recorrido de la inspección, fuentes policiales.

Ha precisado que esta inspección demuestra que su cliente no tenía acceso a la llave maestra, y que "la que pudo ser cogida era la que custodiaba el jefe de la UDYCO".

Además, ha confirmado las declaraciones de los testigos que señalaban que al sótano habilitado como almacén sólo podían acceder los policías de dos en dos y previa apertura de una primera puerta, cuya llave era difícil de reproducir en un día.

Por el robo de la droga permanecen encarcelados el ex policía de la UDYCO Lars S.M. y su presunto socio, Manuel A.N., junto a sus respectivas esposas, además del entonces jefe provincial de la UDYCO que fue imputado por la juez por "encubrimiento u omisión de denunciar", por supuestamente haber conocido la sustracción de la droga y no denunciarlo.

  • 1