Deportes

No hay rival que frene a este Betis embalado

Si gana en Córdoba y el Celta no lo hace ante el Girona, subirá en casa derrotando al Tenerife.

el 30 abr 2011 / 17:46 h.

-->-->-->El Betis continúa su marcha imparable hacia Primera y, tras golear al Numancia 4-1, ya podría celebrar el ascenso de manera matemática el miércoles 11 de mayo con un triunfo en casa ante el Tenerife. Para eso sólo necesita ganar en Córdoba el domingo de Feria y que no lo haga el Celta ante el Girona el sábado en Balaídos, donde los gallegos no ganan un partido desde el pasado 19 de febrero, precisamente ante el Tenerife.

El Betis sigue ganando partidos –la de ayer fue su cuarta victoria consecutiva, igualando su mejor racha del curso liguero– y sus más directos rivales en la lucha por el ascenso, no –ayer empató el Celta en Las Palmas y perdió el Elche en Salamanca pese a ir ganando 2-4–, así que las matemáticas ya están cada vez más cerca de dictar sentencia y certificar oficialmente el retorno del equipo verdiblanco a Primera división, seguramente en compañía del Rayo, el único de sus rivales capaz de aguantarle el tirón en el tramo decisivo de la temporada.

Ayer el Numancia salió altanero y mandón y en los primeros minutos encerró al Betis en su parcela, hasta el punto de botar cinco saques de esquina en los cinco primeros minutos de partido, en los que el meta Casto se erigió en salvador de su equipo al meter dos manos providenciales y evitar sendos goles de Del Pino (3’) y Barkero (6’) que dieron un buen susto a la hinchada verdiblanca.

Todo quedó ahí, en el susto, porque la primera llegada de los béticos al área rival acabó con gol de Rubén Castro cuando sólo iban diez minutos de partido, al culminar una jugada de Jonathan Pereira con un ajustado disparo junto al palo derecho de la meta de Lafuente.

El Numancia, sin embargo, siguió a lo suyo tras el gol, y pese a que Emana tuvo en sus botas el 2-0, Cedric, Barkero y compañía siguieron buscando las cosquillas de los béticos con buenas combinaciones y constantes llegadas al área de Casto. En una de ellas –el séptimo córner a favor de los sorianos–, Nano  (22’) peinó el balón magistralmente colgado por Barkero y puso el 1-1 en el marcador, que si no se movió más hasta el descanso fue porque el árbitro anuló dos acciones de gol a los visitantes –ambas muy claras, un gol con la mano de Del Pino que le costó amarilla y un fuera de juego clarísimo de Ibra– y porque Nano bajo palos y el meta Lafuente evitaron que Rubén Castro y Jorge Molina volvieran a desnivelar la balanza a favor del Betis.

En el descanso, Pepe Mel –cuyo nombre fue coreado varias veces por la grada ahora que algunos ponen en duda su continuidad– tuvo que quitar a Emana y dar entrada a Cañas porque el camerunés quedó KO tras un choque de cabezas con Sunny que no le impidió seguir jugando los últimos minutos de la primera parte pero luego hizo recomendable su traslado al hospital. La importancia de su ausencia no dio tiempo a calibrarla porque antes de cumplirse el primer minuto de la reanudación Jonathan Pereira anotaba el 2-1 tras aprovechar un buen servicio de Rubén Castro.

Ese gol, y la excelente presión que realizó Cañitas en la medular, ya dejó al Numancia sin respuesta, pues el Betis supo jugar entonces el partido mucho mejor que en la primera mitad, sin dar opción a que el rival inquietara salvo en un grave error por exceso de confianza de Casto que Dimas –de chilena– no supo aprovechar. Pudo haber costado el empate el fallo del portero, pero a este Betis enrachado hoy por hoy le sale todo, de ahí que Rubén Castro, casi sin querer, rubricara el primer hat-trick de su carrera y otra goleada con sabor a Primera. Le robó la cartera a Jaio y Lafuente para anotar el 3-1 y luego aprovechó un gran centro de Miguel Lopes para cerrar la cuenta. El Betis sigue ganando y más pronto que tarde estará en Primera. Ya es cuestión de días. 


4 - Real Betis:
Casto, Miguel Lópes, Roversio, Dorado, Nacho; Iriney, Beñat (Momo, m.84); Emaná (Cañas, m.46), Rubén Castro, Jonathan Pereira (Ezequiel, m.74); y Jorge Molina.

1 - CD Numancia: Lafuente; Flaño, Culebras, Jaio, Nano; Cedric (Garmendia, m.73), Sunny, Dimas (Nagore, m.76), Barkero; Del Pino (Ion Velez, m.79) e Ibrahima.

Goles: 1-0: m.10. Rubén Castro. 1-1: m.21. Nano. 2-1: m.47, Pereira. 3-1: m.67, Rubén Castro. 4-1: m.78, Rubén Castro.

Arbitro: Carlos del cerro Grande (c.madrileño). Mostró tarjeta amarilla a Del Pino (m.29), Dimas (m.68).

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima sexta jornada de Segunda división disputado en el estadio Benito Villamarín ante unos 35.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones pese a la lluvias de las últimas horas. A los 38 minutos Emana recibió en la cara un cabezazo de Sunny y fue asistido durante varios minutos en la banda, y en el descanso fue suplido por tener algunos mareos.

  • 1