Deportes

No lo tumban ni cuando sufre

El Sevilla se sitúa en zona Champions tras derrotar con apuros al Sporting y encadena ya siete jornadas consecutivas invicto.

el 16 oct 2011 / 23:13 h.

El Sevilla sigue con su imparable marcha. Frente al Sporting logró su cuarta victoria en estas siete primeras jornadas de Liga y aún no sabe lo que es perder. Quince puntos, en definitiva, que le permiten alcanzar el cuarto puesto de la tabla y, de paso, recordar que este buen inicio sólo fue mejorado por el Sevilla de Manolo Jiménez en la temporada 2008/09 (17). Eso sí: queda mucho trabajo por delante. Los nervionenses ganaron pese a tener muchas menos ocasiones de gol que su adversario, el colista. Esta vez, la pegada fue clave.

La trayectoria de este Sevilla es digna de elogio. Se ha enfrentado a rivales directos como Valencia, Villarreal, Atlético y Málaga, y ninguno de ellos le ha hincado el diente; en el Sánchez Pizjuán, tantas veces expoliado la pasada campaña, cuenta sus partidos por victorias; y, sobre todo, está sabiendo llenar la despensa de puntos mientras se acopla y crece como equipo. Frente al Sporting sufrió más de lo debido pero sólo encajó un gol. Pasa fatigas y lo contrarresta dejándose la piel. Y si encima golpea cuando más lo necesita...

Marcelino recuperó a Escudé y Trochowski, bajas ante el Atlético por sanción, y puso en liza a su once de gala, con la salvedad de Negredo. El madrileño, lesionado, volvió a dejar su puesto a Manu del Moral, uno de los grandes centros de atención. Los aficionados esperaban verle dar su verdadero nivel, y el jiennense no tardó en darles una alegría. Tras un par de disparos desviados de sus compañeros, Manu recibió a las puertas del área, algo escorado a la derecha, sacó un disparo con el empeine y puso la pelota en la escuadra. Golazo.

A base de tocar y tocar sin perder la calma, el Sevilla desequilibró el marcador cuando sólo se habían disputado 14 minutos de partido. Todo un espaldarazo para el equipo y, sobre todo, para Manu. No lo ha tenido ni lo tendrá fácil ante Negredo y Kanouté, los dos delanteros con más peso a día de hoy, pero también es cierto que cuando gozó de oportunidades le faltó esa chispa que le llevó a la selección como premio a su brillante última campaña. Esta vez, el jiennense sacó su clase y puso por delante al Sevilla con un detalle de clase.

Hasta entonces, el Sporting apenas había dado señales de vida, pero tras el gol los asturianos apretaron los dientes, el Sevilla retrocedió y acusó su reajuste tras la lesión de Perotti. El argentino tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto 28 por un problema muscular. Marcelino dio entrada a Rakitic y situó a Trochowski como falso extremo por la izquierda. El Sporting, más metido entonces en el partido, rozó el gol. Barral -en dos ocasiones-, Trejo, De las Cuevas lo tuvieron, pero entre su falta de puntería y un Javi Varas de nuevo inconmensurable se quedaron con la miel en los labios. Espectacular el portero de Pino Montano, sobre todo en un remate a bocajarro de Barral con todo a favor para el delantero y en otra acción cuando el partido ya expiraba.

La pájara pudo costar cara. El Sevilla se fue al descanso con una sola ocasión de gol como bagaje ofensivo y, sobre todo, viendo que su rival, colista de la categoría para más señas, le creaba serios apuros, sobre todo a balón parado. La falta de control del centro del campo pasaba factura. Rakitic deambuló por momentos mientras Trochowski hacía daño a ratos por la izquierda.

SUFRIR HASTA EL FINAL. Cuando la segunda parte no había hecho más que arrancar, el Sevilla dio una vuelta de tuerca al partido. Rakitic -esta vez sí- sacó con maestría una falta, Escudé cabeceó el balón al larguero y Cáceres lo recogió para marcar (2-0). Todo un golpe de mano del conjunto nervionense, que, con una renta de dos goles, debía tener la victoria en el bolsillo.

Pero nada más lejos de la realidad. El Sporting recortó distancias tras un despiste defensivo que Bilic aprovechó para asistir a Barral. Quedaba casi media hora por delante y el Sevilla sufría lo indecible. Botía tuvo el empate a dos minutos del final, pero Javi Varas emergió de nuevo para evitarlo. Así es este Sevilla: sufre pero nadie consigue tumbarlo por mucho que lo intente.

Ficha técnica:

2 - Sevilla FC: Javi Varas; Cáceres, Spahic, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Medel (Fazio, m.81), Trochowski, Perotti (Rakitic, m.28); Manu del Moral (Armenteros, m.74) y Kanouté.

1 - Sporting: Juan Pablo; Lora, Botía, Iván Hernández, Canella; Rivera (Eguren, m.84), Nacho Cases (Bilic, m.61); Trejo (Luis Morán, m.80), Andre Castro, De las Cuevas; y Barral.

Goles: 1-0, M.14: Manu del Moral, de potente disparo desde fuera del área. 2-0, M.56: Cáceres, de cabeza, tras rematar Escudé al larguero. 2-1, M.64: Barral, a pase de Trejo.

Árbitro: Miguel Ángel Pérez Lasa (Comité Vasco). Amonestó a los locales Jesús Navas (m.22), Spahic (m.35), Rakitic (m.92) y Fernando Navarro (m.93), y a los visitantes Botía (m.28), Canella (m.56),

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 35.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. El Sevilla FC, por primera vez en esta temporada, no ha permitido la entrada de las emisoras de radio siguiendo las directrices de la Liga Nacional de Fútbol Profesional.

 

  • 1