"No me presentaré a unas primarias para ser candidato en Madrid"

El presidente andaluz asegura que su vida política "terminará en la Junta de Andalucía".

el 04 nov 2012 / 10:06 h.

El presidente de la Junta de Andalucía y presidente del PSOE, José Antonio Griñán, ha negado rotundamente que vaya a presentarse a unas primarias para ser candidato a la Secretaría General del PSOE, toda vez que ha apostado porque ese momento deben acercarse lo máximo posible al calendario electoral, "seis o siete meses antes de las elecciones generales", siempre "después de las municipales".

 En una entrevista publicada este domingo en 'El Diario de Sevilla', recogida por Europa Press, Griñán ha asegurado que su hoja de ruta es Andalucía, "tengo un mandato con el pueblo andaluz que no voy jamás a desairar. Nunca". "Tengo un Gobierno de coalición y lo llevaré hasta el límite; ahora, eso sí, con un pie en Madrid", ha dicho el socialista, al tiempo que ha señalado que "si siente como ahora mismo", no tiene ninguna duda, se presentará a las elecciones de 2016.

En cuanto al debate suscitado en torno al apoyo que los socialistas otorgan al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el presidente andaluz ha dicho que "siempre" ha defendido el tipo de oposición que hace si bien, tal y como acordaron en la reunión de le Ejecutiva del PSOE el pasado lunes, apuesta por hacer autocrítica, "que es lo que están esperando los ciudadanos de nosotros".

"Ya hemos recibido un castigo, que es la derrota electoral, y en la derrota cualquier partido debe explicar por qué ha sucedido. Y no es una diferencia entre Rubalcaba y yo", ha apostillado Griñán. Además, entiende que la cuestión de este debate no es si Alfredo Pérez Rubalcaba es líder, "que lo es", sino que, añade, "la cuestión es si nuestro proyecto está siendo bien visto ahora o si es visto de modo un tanto escéptico por los ciudadanos".

En la misma línea, el también secretario general del PSOE-A se ha desmarcado del debate de la sucesión de Rubalcaba alegando que "no me he autodescartado --como candidato a la Secretaría General del PSOE--, pero es que nunca me he postulado". Así, al tiempo que asevera que llevará a Andalucía a todos los órganos de decisión que hay en Madrid, Griñán se pregunta por qué no son cuestionados todos los militantes y otros dirigentes del PSOE sobre si se descartan para dirigir el partido.

Además, ha considerado que debe ser el propio Rubalcaba el que decida si presentarse a los próximos comicios generales y, a partir de ahí, dice Griñán que se guardará su opinión, "más que nunca, porque una de mis responsabilidades como presidente del partido es garantizar esa igualdad de oportunidades".

Entretanto, respecto a los elecciones catalanas que se celebrarán el próximo 25 de noviembre, el presidente de la Junta andaluza ha augurado que en esa cita se "verá un avance fuerte del soberanismo, y ello nos exigirá a comprometernos con un futuro en el que deberíamos renovar los consensos constitucionales" algo que pasa, a juicio de Griñán, por cerrar el modelo territorial, "que debemos hacerlo con el mismo consenso con el que se abrió, que el desenlace puede ser el modelo federal".

De la misma manera, se ha distanciado de la postura del PSC en cuanto a que lleve en su programa la opción del referéndum sobre la independencia de Cataluña: "el PSOE es el PSOE, no es el PSC". "La soberanía parte de todo el pueblo español y, si se decide, lo decide todo el pueblo español. Yo no comparto ese principio, pero tampoco está perfectamente definido qué es el derecho a decidir", agrega.

En otro orden de cosas, el dirigente socialista también se ha referido al Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2013 que esta misma semana se han presentado en el Parlamento, unas cuentas que, en palabras de Griñán, son "de resistencia en la medida en que no somos insumisos".

Al tratarse este del primer Presupuesto que elabora el Ejecutivo de coalición PSOE-IU que gobierna en Andalucía desde las pasadas elecciones regionales, el presidente de la Junta ha dicho que su voluntad es que "haya Gobierno para rato", aunque en la mencionada entrevista Griñán ha afirmado que no es partidario de que consejeros de IU vayan a la huelga general del 14 de noviembre.

De vuelta a las cuentas andaluzas, el jefe del Ejecutivo andaluz ha dicho que se enfrentan en la región a diversos problemas que, a su juicio, pasan porque "hay un escandaloso reparto del déficit entre la Administración central y las comunidades autónomas; por el modo de aplicar el modelo de financiación supone 1.000 millones de euros menos para Andalucía todos los años; porque no se puede fijar el déficit en función del PIB regional porque el modelo de financiación no se basa en el PIB; el fondo de compensación ha caído estrepitosamente; y las transferencias finalistas han caído mucho más". Y es que, afirma, el trato del Presupuesto General del Estado (PGE) para 2013 con Andalucía "es lesivo".

Por ello, pide a Madrid que aumente el plazo de consolidación fiscal, "porque lo que no puede ocurrir es que Alemania diga ahora que lo que se aprobó en junio ya no vale". "España no va a cumplir con esos plazos mientras el BCE y Alemania no hagan sus deberes", añade.

En cuanto a las cifras de desempleo, que en la última Encuesta de Población Activa (EPA) situó el paro en Andalucía en un 35 por ciento, Griñán ha asumido que la Junta estará haciendo "algunas cosas mal y otras bien", aunque apunta a que el hecho diferencial de Andalucía con respecto a otras comunidades "es que desde el año 2000 hay 1.200.000 andaluces más, y los vascos son los mismos, y los gallegos son los mismos". "No aumenta su población, mientras la nuestra sí, crece nuestra población activa. De cara al futuro, una zona con población tiene más posibilidades, porque ahora el problema de Europa es demográfico", añade.

Por último, respecto a ese alto porcentaje de desempleados, Griñán insiste en que la Junta "puede estar haciendo mal las cosas", sobretodo, a su entender, "teniendo en cuenta que el que crea el empleo es el sector privado".

En la misma línea, Griñán rechaza que "se financie con dinero de todos los españoles al sistema financiero, y que el sistema financiero no haya solucionado ni las preferentes ni los desahucios".

"Hay que ser sensibles", ha advertido el presidente andaluz, quien ha dicho que no es que "se haga más de izquierdas", sino que, en su opinión, "la desigualdad está creciendo". "Y afrontar el futuro desde la simple contemplación del déficit y de la consolidación fiscal es un error que no se cometía en este continente desde hace muchas décadas", manifiesta.

Griñán se siente "indignado con esta forma de abordar la crisis" y ha apostado porque PSOE, el PP e IU, "que somos los tres partidos de ámbito estatal, debemos tener una posición común, no diría Pactos de la Moncloa, pero algo parecido", para "tratar con el BCE, para tratar la conferencia de noviembre, cuando se decidirá el nuevo marco presupuestario de la UE en unas condiciones casi de rescate".

  • 1