viernes, 16 noviembre 2018
15:46
, última actualización

"No nos queda otro remedio que despedir a trabajadores"

La nueva regidora de Benacazón ha reemplazado a José Antonio Fernández (PP) tras perder éste una cuestión de confianza.

el 25 jun 2012 / 19:45 h.

-¿Esperaba volver a ser alcaldesa tan pronto, un año después de las municipales?
-Ha sido todo muy precipitado. Todo de sorpresa. Desde luego no esperábamos la cuestión de confianza presentada por el anterior regidor y que perdió, porque cuando alguien se presenta para ser alcalde tiene que tirar para adelante con todas las consecuencias. Creo que mi antecesor no sabía bien a qué se presentaba, pero en un año se ha dado cuenta.

 

-¿Se había planteado presentar una moción de censura dado de que el PP estaba gobernando en minoría?
-Nunca tuvimos claro presentar una moción de censura porque necesitábamos el acuerdo con el PA que hasta octubre estuvieron gobernando con el PP, pero la cuestión de confianza que planteó el anterior alcalde lo precipitó todo.

-¿Qué situación se ha encontrado en el Ayuntamiento?
-Como el anterior alcalde no elevó a pleno el plan de ajuste ahora nos enfrentamos a tener una reducción del 50% en la Participación de los Ingresos del Estado (PIE). Algo que es gravísimo para el municipio, porque si antes teníamos la opción de devolver el importe que se ha pagado a los proveedores en 10 años y con dos de carencia, ahora no sabemos cuáles serán las reglas del juego que nos exigirá el Ministerio de Hacienda, incluso podemos estar al borde de la intervención, ya que la deuda con los proveedores era de 4 millones y tenemos otros 2 millones de deuda financiera.

-¿Ustedes se han dirigido a Hacienda para exponer su situación?
-Hemos subido una consulta, pero entre los supuestos para poder presentar el plan de ajuste durante la ampliación del plazo, este documento se debería haber llevado a pleno y éste no es nuestro caso. El anterior regidor ha culpado de ello al interventor, cuando éste no es responsable de nada, porque los técnicos están para recibir órdenes de los político. Como mi antecesor no se las dio, el interventor no ha hecho nada.

-Ante esta falta de recursos ¿Qué estrategia se han marcado para seguir adelante?
-Ya hemos comenzado a realizar un plan de ajuste, que incluye la externalización de todos los servicios, esto se comenzó a hacer antes de que yo llegase a la Alcaldía y contó con el respaldo de la mayoría de la oposición, porque pensamos que es mejor externalizar los servicios que dejar de prestarlos, por el bien de los trabajadores y de los vecinos. Además, no nos va a quedar más remedio que despedir a empleados municipales, porque si Hacienda nos retiene 40.000 euros de la PIE al mes debemos ahorrar al máximo y ya tenemos dificultadas para comprar material de limpieza, de oficina e incluso para pagar la gasolina. Sólo en el pago de nóminas empleamos 107.000 euros líquidos al mes, a lo que hay que añadir la Seguridad Social y el IRPF, y eso que la plantilla, con aproximadamente 87 empleados, está ajustada para prestar los servicios básicos. Mi antecesor ya despidió o no renovó el contrato a 20 trabajadores, que han recurrido a la justicia y están ganando los juicios, por lo que ahora no tenemos que enfrentar a pagar las indemnizaciones.

-¿Se están planteado subir los impuestos?
-Sí, pero no tanto como lo pretendía hacer el PP, calculo que será la mitad. Fundamentalmente se incrementará el IBI unos 30 euros al año y otros 10 euros al año el impuesto de vehículos.

-¿A esta situación económica se ha podido llegar por falta de previsión?
-No ha habido un diseño sostenible del municipio, pero no sólo aquí, esto ha pasado en otros muchos pueblos. Ahora no se generan casi recursos porque no se firman convenios urbanísticos, la principal fuente de ingresos hasta 2008.

-Entre la falta de recursos y que no cuenta con mayoría absoluta le va a resultar muy difícil gobernar
-Llegaremos a acuerdos puntuales con el Partido Andalucista, que está mostrando buena predisposición, pero desde un primer momento rechazó entrar en el gobierno local. Será más difícil gobernar que en el mandato anterior cuando tenía mayoría absoluta, pero saldremos adelante con diálogo y consenso. Soy optimista.

-Con la crisis del ladrillo ¿Hay urbanizaciones fantasma o paralizadas?
-No. Todas se terminaron y se están ocupando poco a poco, están al 80% de ocupación.

-¿Qué proyectos pondrá en marcha para revitalizar la localidad?
-Ya estaba adjudicado un tanatorio, pero el PP lo paralizó, ahora vamos a revitalizar el proyecto con la empresa de servicios fúnebres con la que habíamos llegado a un acuerdo, porque generará puestos de trabajo tanto durante su construcción como cuando entre en funcionamiento, además es un servicio bueno para los vecinos que ahora se tienen que desplazar a otras localidades. En nuestro programa electoral también se incluía la construcción de 18 VPO por parte de Sevilla Activa y habíamos iniciado las gestiones para la instalación de una ITV, iniciativas bloqueadas por el anterior gobierno del PP que ahora impulsaremos.

  • 1