"No queremos entrar en un gobierno porque uno se apoltrona, como IU aquí"

El diputado de UPyD Toni Cantó acaba de pasar por Andalucía para recoger firmas a favor de la reforma electoral que impulsa el candidato de su partido en esta región, Martín de la Herrán.

el 08 feb 2014 / 21:42 h.

Sevilla 05/02/2014 Toni Cantó UPyDFOTO: Pepo HerreraToni Cantó está resfriado. Ha venido a Sevilla a explicar que la ley electoral es injusta, que beneficia a los grandes partidos (PSOE y PP) en detrimento de los pequeños, que necesitan más votos para lograr representación parlamentaria. Antes de esta entrevista ha parado en Canal Sur, donde calificó de «inútil» la gestión de Susana Díaz contra el paro y la corrupción. -Si la ley electoral afecta por igual a todos los partidos pequeños, ¿por qué no hay unidad entre ustedes para proponer una alternativa? -Eso pregúntaselo a IU, que promete en su programa cambiar la ley, pero en cuanto se apoltrona en el poder se olvida. Es puro egoísmo porque son conscientes de que cambiar la ley electoral supondría la irrupción de nuevos grupos, y esto no les gusta. También es preciso avanzar en la democracia de partido con listas abiertas, porque eso hace que la calidad de nuestros políticos mejore, no como ahora, donde los partidos sólo premian a los políticos obedientes que no contradicen la doctrina oficial. -¿Cómo perciben desde Madrid la política andaluza? Acaba de tildar de inútil la gestión de Díaz... -El trabajo de Susana Díaz no es hacer discursos bonitos, sino llevar al Parlamento iniciativas para combatir el paro y la corrupción. Todavía no ha presentado ninguna, eso demuestra que le importa poco atajar estos problemas o no tiene ni idea de cómo hacerlo. Parece que de lo único que se preocupa es de promocionar su carrera nacional o ir de líder que habla con Artur Mas. -¿No les ha gustado el mensaje que Díaz ofreció en Cataluña? -Me parece irrelevante. -La solución para Canal 9 en Valencia, ¿es exportable a Andalucía? -No es una solución, no han tenido más remedio. La han quebrado y la han hundido ellos, con una deuda de mil millones habían creado una televisión insostenible. Nosotros defendemos una televisión pública con dos requisitos, primero que sea plural, y no vocera del PSOE e IU aquí, o del PP en Valencia. Y que sea sostenible. Pero si me pregunta mis prioridades, desde luego, me importa más la educación y la sanidad, y si tengo que garantizar una sobre otra, no tengo dudas. -Usted ha estado en Canal Sur y ha criticado allí la falta de pluralidad de la cadena, ¿no? -Sí. En Valencia la televisión pública era del PP, en Madrid es del PP, depende de quién gobierna siempre han sido televisiones utilizadas para mantenerse en el cargo. -¿Por qué cree que el Estado de las autonomías no funciona? -Porque es caro e ineficiente. El Estado autonómico ha supuesto un avance para el país, pero las leyes hay que estudiarlas una vez se conocen sus efectos. Es obvio que ha creado problemas: cantidad de duplicidades en organismos inútiles que se deberían eliminar, y desigualdad. Un andaluz o un valenciano no tenemos los mismos derechos en sanidad y educación. Es vergonzoso que partidos como PSOE e IU defiendan privilegios fiscales como los que tienen vascos y navarros. -¿También en Andalucía ha detectado privilegios? -No. A mí nunca se me ocurrirá discutir que una zona más pobre deba tener más financiación que otra. Debe haber un fondo de compensación, pero éste a todas luces no ha funcionado. Vascos y navarros reciben más dinero del que les toca, por eso aquí tenéis menos. -UPyD promulga un Estado federal. ¿Se parece al del PSOE? -El de los socialistas es asimétrico, el nuestro es igualitario. -Y las comunidades autónomas, ¿no son asimétricas? -No. Sí. Pero me da igual. A mí la realidad histórica que tengas tú me da igual. No tengo ninguna ambición identitaria y a mí todo ese asunto me resbala. Ahora bien, no quiero que uses tu realidad histórica o la que te inventes para tener más derechos o dinero que yo. Quiero hablar de igualdad. El Estado federal no puede ser asimétrico, porque entonces habrá ciudadanos de primera y de segunda. -Es difícil encuadrar a UPyD porque articula discursos tanto de izquierdas como de derechas. ¿Es por eso que les atribuyen populismo a su forma de hacer política? -Eso es una manera de intentar atajar el debate. A veces les decimos: oiga, ¿por qué permiten regiones sobrefinanciadas? ¡Populista! Bueno, pues vale, es una manera de no entrar a debatir. Al menos, Montoro me dijo que es que tenían derechos ancestrales, y a mí me entra la risa. En ese esquema izquierda-derecha yo no me sitúo. Es que yo soy de extremo centro. -Las encuestas vaticinan parlamentos más fragmentados y un ascenso evidente de UPyD. Sin mayoría absoluta, ¿se plantean gobernar o pactar con PSOE o PP? -No. Nuestro modelo es distinto, el que tenemos en Asturias: presentamos un contrato al que sólo accedió a firmar el PSOE. Y ahí, en contraposición a lo que está haciendo IU aquí, firmamos un contrato donde pedimos varias cosas fundamentales para que la vida del ciudadano mejore. No vamos a ocupar poder, simplemente apoyaremos presupuestos, leyes… Creemos que cuando se entra en el gobierno, uno se apoltrona, como le pasa aquí a IU, porque los privilegios son cómodos, y uno olvida sus compromisos. -Entonces a medio plazo no aspiran a gobernar... -Con un 9,5% de votos [según el CIS] no se puede. Confío en que más adelante sí, pero ahora lo realista es pensar que vamos a condicionar políticas, que es igual de importante. -¿Cómo gobierna o pacta un partido que quiere devolver competencias autonómicas al Estado con otro que pide más autonomismo? -Cualquier partido, como el PSOE, si nos necesita para gobernar será capaz de hacer grandes sacrificios que sean buenos para los ciudadanos. Al PSOE-A le haríamos abrir una comisión de investigación con toda la corrupción que ha saltado aquí, y cambiar la ley electoral. -¿Por qué UPyD defiende que se suspendan los juzgados especializados en violencia de género? -Somos muy críticos con la ley de violencia de género. Esos juzgados no son necesarios, se pueden hacer con los normales, y creemos que hay que acabar con la asimetría penal. No puede ser que por géneros unos tengan más derechos que otros. Eso no ha solucionado el drama de las muertes por maltrato. -¿No ve necesaria una política de discriminación positiva hacia las mujeres maltratadas? -Quiero una ley que no sólo proteja a la mujer, sino también al hombre, a la pareja homosexual, al niño, al anciano... El entorno intrafamiliar del hogar es privado, hay una dificultad para saber qué sucede, pero tenemos que proteger a los que están ahí dentro, a todos por igual. -¿Cree que hay una discriminación hacia el hombre en las políticas de violencia de género? -No, yo no lo creo, es evidente. No pasa lo mismo si una mujer hace algo que si un hombre hace lo mismo. Y esto no debe ser así.

  • 1