Local

«No se puede volver ahora al debate de aborto sí aborto no»

La diputada y nueva secretaria de Políticas de Igualdad del PSOE cree que tras las leyes de igualdad y contra la violencia de género de la pasada legislatura es el momento de contar con garantías para el aborto. Foto: Javier Díaz.

el 15 sep 2009 / 11:46 h.

TAGS:

A.M.G. / O.G.

-¿Cree que se ha avanzado en materia de igualdad estos años?

-La anterior legislatura fue muy importante en materia de legislación y ésta es donde empezarán a verse los resultados y será fundamental para conseguir avances. La discriminación y la desigualdad son problemas arraigados toda la vida en la sociedad y no se eliminan de un plumazo.

-En la lucha contra la violencia de género las cosas no están saliendo como se preveía y las cifras de muertes al año siguen siendo escandalosas...

-No se pueden evaluar todavía los resultados de la ley porque se trata de un modelo de sociedad que hay que cambiar. Lo que hay que ver es qué hemos hecho de lo que manda la ley, como poner los recursos a disposición de la mujer. Más adelante se evaluarán los resultados.

-¿Por qué es necesaria una nueva ley del aborto?

-El Estado se está haciendo eco de una demanda de la sociedad reflejada en los últimos acontecimientos, donde se ha visto que no estaban garantizados los derechos de la mujer y de los profesionales en materia de seguridad y confidencialidad, al mismo tiempo que todavía existen diferencias entre las distintas comunidades autónomas.

-¿Le gusta una ley de plazos?

-No se debe descartar. Existe ya una amplia experiencia con la legislación europea que se debe tener en cuenta para ver qué es lo que demanda España. No sería ningún problema una ley de plazos si se garantiza que haya igualdad para todas las mujeres del país y que se respete su confidencialidad y seguridad y la de los profesionales.

-¿Teme la respuesta de los sectores más conservadores?

-Lo que hay que entender es que el debate aborto sí aborto no se hizo hace 23 años y que ahora estamos hablando de otra cosa. La opinión pública no cuestiona la experiencia de estos años con el aborto. La derecha tiene ahora la ocasión de demostrar si de verdad está por la igualdad o si lo que ha hecho con la mujer es puro marketing.

-¿Le preocupa el aumento de abortos entre adolescentes?

-Lo que debe preocupar es que llegue al aborto porque no ha tenido antes un plan de educación sexual a su alcance. Por eso, en paralelo a la ley del aborto, se debe apostar por los planes de planificación familiar y de educación sexual.

-¿Y también por la píldora del día después?

-Por supuesto. Es uno de los grandes adelantos, aunque todavía existen desigualdades entre comunidades autónomas y no está al alcance de todos.

-¿Qué opina del debate abierto en materia de prostitución, por ejemplo con el uso de videovigilancia en Sevilla?

-Es complicado. Hay que contar con el colectivo que está dentro de la prostitución y conocer por qué ésta existe y no asumirlo como que es el oficio más antiguo del mundo. El 90% son personas sin otras oportunidades. Una cosa es erradicar un problema y otra perseguirlo.

-¿Habría que legalizarla?

-No creo que de entrada se deba hablar de legalizar o ilegalizar la prostitución. Tenemos experiencias en países donde se ha legalizado y donde no. Ilegalizarlo no te asegura que lo erradiques, sino que lo escondas.

-¿Por qué en pleno siglo XXI y en un país desarrollado la igualdad es una asignatura pendiente todavía?

-Hay un sector importante de la sociedad que todavía ve como un peligro la igualdad y no se da cuenta de que va a beneficiar a todos. Porque lo que gane el 50% de la sociedad es bueno para el 100%. Pero venimos de unos modelos y de unas circunstancias muy arraigadas, y claro, eso levanta ciertos recelos. Es un error gravísimo por ejemplo que el PP haya hecho mofa incluso del Ministerio de Igualdad. Estamos hablando de una decisión muy valiente, de cambiar un modelo de sociedad.

  • 1