Local

'No sois nadie, sólo basura'

Sacando fuerzas de flaqueza, María Victoria Campos, la viuda del guardia civil asesinado el miércoles por ETA, repudió ayer a los etarras, a los que calificó de "asesinos miserables". "No sois nadie, sólo basura, un punto negro en la limpieza de un gran país". (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 04:57 h.

TAGS:

Sacando fuerzas de flaqueza, María Victoria Campos, la viuda del guardia civil asesinado el miércoles por ETA, repudió ayer a los etarras, a los que calificó de "asesinos miserables". "No sois nadie, sólo basura, un punto negro en la limpieza de un gran país", apostilló visiblemente emocionada.

"Que sepan que no quedará así, que luchamos y lucharemos por que esta lacra de asesinos miserables acabe y con la ayuda de todos lo vamos a conseguir", señaló en un comunicado leído en un hotel de Málaga.

La viuda de Juan Manuel Piñuel Villalón compareció ante los periodistas vestida de negro y colgada al cuello la cruz de oro al mérito de la Guardia Civil concedida a su esposo a título póstumo.

Durante su intervención expresó su repulsa "desde lo más hondo de mi corazón a esos cobardes miserables que no tienen dignidad ni principios, que destruyen sin escrúpulos la vida y las ilusiones de las personas, que no saben respetar un Estado de Derecho, que quieren acabar con la democracia y ensucian con sus viles actos la dignidad de su pueblo".

Campos agradeció el apoyo de la Dirección General de la Guardia Civil, de los Príncipes de Asturias, del presidente del Gobierno y de otras autoridades del Ejecutivo nacional y del Instituto Armado, así como de sus familiares y amigos. Aseguró que todos ellos le aportaron "calor humano" para hacer "más fácil y llevadera una situación que no tiene explicación, que se sale de los límites de la lógica y del entendimiento humano".

La viuda del guardia civil asesinado por ETA también mostró su agradecimiento a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) por el "inmenso apoyo" de sus miembros, "ahora por desgracia compañeros míos", y al pueblo vasco, "que me transmitió toda su fuerza, toda su dignidad y toda su grandeza". "¡Viva España y viva la Guardia Civil!", añadió para finalizar la lectura de su comunicado, en el que también pidió que respeten su intimidad y especialmente la de su hijo de seis años.

Poco después de su comparecencia, los líderes políticos vascos y varios cientos de ciudadanos secundaron en Vitoria la concentración unitaria que todos los partidos, excepto ANV y EHAK, convocaron para condenar el atentado y exigir la desaparición de ETA.

Tras cinco minutos de silencio, dos jóvenes leyeron un texto consensuado por todos los partidos convocantes en el que se manifiesta la voluntad de seguir manteniendo la unidad de todas las fuerzas democráticas para derrotar al terrorismo y "proteger y defender ahora y siempre la vida y la libertad que son los más preciados e irrenunciables derechos de toda persona".

En cuanto a los heridos en el atentado, los tres guardias civiles que permanecen ingresados evolucionan bien y sólo uno de ellos sigue con pronóstico reservado, aunque dejó ayer la UCI.

  • 1