Local

«No sólo queremos ser útiles en las propuestas, sino gestionarlas»

Diego Valderas cree que Chaves genera «desencanto», que Arenas no es una propuesta de cambio creíble y que Álvarez comanda un «puzzle complicado».

el 15 sep 2009 / 01:10 h.

TAGS:

-¿Qué ánimos tiene para afrontar la recta final de la campaña electoral?

-Yo he afrontado toda la precampaña y la campaña electoral con una dosis de ilusión mayor que en otros periodos, quizá porque desde el primer momento percibí de mis compañeros onubenses un respaldo unánime y mayoritario.

-Sin embargo, al presentarse por Huelva no tiene garantizado su escaño, ¿no cree que parte de una situación incómoda?

-En absoluto. No he tenido ningún tipo de incomodidad. Creo que he hecho lo que tenía que hacer un candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

-Pide el voto útil de la izquierda acusando al PSOE de hacer lo propio para gobernar con políticas de derechas, y a la vez abre la puerta a un posible pacto. ¿Cómo cree que va a encajar eso su electorado?

-Tenemos que trasladarle al electorado que Izquierda Unida es una fuerza política de gobierno, que actualmente gobierna en el espacio municipal a más de dos millones de ciudadanos andaluces, y que por tanto no puede situarse como una fuerza política de oposición. Hemos sido muy útiles y constructivos durante los últimos cuatro años: sin Izquierda Unida no hubiese sido posible el nuevo Estatuto de autonomía, no existiría. Ahora no sólo queremos ser útiles en las propuestas, sino en la capacidad de gestionarlas. El mensaje es muy coherente y acertado.

-¿Qué sería lo más inmediato que la gente podría notar si llegan a gobernar?

-Una política más valiente e inversora en materia de vivienda, que asegure la construcción de 300.000 viviendas. Reclamamos también 7.500 millones de euros en concepto de deuda histórica para dos pilares fundamentales, educación y salud. También reforzaremos la red pública de servicios sociales y al mismo tiempo una renta básica que acabe con la situación de pobreza que viven muchas familias. Y romper con la precariedad y la siniestralidad laboral, reforzando una garantía salarial más digna.

-¿Si gobierna en coalición le gustaría ser de nuevo presidente del Parlamento?

-Yo creo que el mejor sillón que puede tener uno es el de su casa. No es un problema de sillones sino de contenido político y de carácter programático. Si con los programas encima de la mesa hay posibilidad de llegar a encuentros de diálogo, Izquierda Unida estará dispuesta a invertir la confianza que le den los ciudadanos en ese terreno.

-Situémonos ante un posible descalabro electoral, ¿qué sucedería con su figura dentro del partido?

-No contemplo ese escenario. Si hubiese barajado esa posibilidad, con toda sinceridad, habría tomado otras determinaciones. Si al final los resultados no son los que yo creo que merecemos, asumiré la responsabilidad de poner mi cargo a disposición de mis compañeros. Tengo la seguridad de ser un militante que también servirá para pegar un cartel.

(Lea la entrevista completa en la versión en papel de El Correo de Andalucía).

  • 1