Local

"No somos mártires por vocación"

La intervención de un agente herido por ETA, Leoncio Sainz, fue lo más emotivo del homenaje a las víctimas del terrorismo celebrado ayer en San Sebastián. El último asesinado, Juan Manuel Piñuel, fue el protagonista del acto. Foto: Efe

el 15 sep 2009 / 05:02 h.

TAGS:

Alguien puede pensar que uno se hace guardia civil porque no tiene otro remedio. Es un error, pero nosotros no somos mártires por vocación". La intervención del agente herido por ETA Leoncio Sainz fue lo más emotivo del homenaje a las víctimas del terrorismo celebrado ayer en San Sebastián. Juan Manuel Piñuel fue el protagonista del acto.

La figura del guardia civil Juan Manuel Piñuel, asesinado el pasado miércoles en el atentado contra la casa cuartel de Legutiano (Álava) y cuya familia reside en Málaga, fue ensalzada en todas las intervenciones en el acto.

Con la asistencia de medio millar de afectados directos por el terrorismo y numerosas autoridades políticas e institucionales, el momento más emotivo tuvo lugar cuando hablaron cuatro afectados, tanto de ETA como de los grupos de ultraderecha que actuaron contra ella en los años ochenta.

El primero de ellos fue Leoncio Sainz, agente del instituto armado herido en un atentado cometido en Galdakao (Vizcaya) el 14 de octubre de 1984, quien ensalzó la figura de su compañero Piñuel y recalcó que, en la lucha contra el terrorismo, la Guardia Civil "está dando lo mejor que tiene, su sangre, por España, el País Vasco y la libertad".

Sainz se preguntó, sobre el atentado en Álava: "¿Dónde está la humanidad de esta acción tan cruel?, ¿Cuál es su explicación?, ¿Cómo puede mirar el terrorista a los ojos de sus hijos, feliz y contento de haber hundido la vida de esos niños, de hacerles llorar, de haber llevado el miedo a su mirada?, ¿Cómo se puede vivir así el resto de la vida?".

desde la política. El lehendakari, que asistió al acto pero cuya intervención no estaba preparada, agradeció en nombre de las instituciones vascas la presencia de las víctimas, a las que transmitió "un abrazo en nombre de la sociedad vasca", al tiempo que señaló que este acto sirve "para luchar contra el olvido".

El PP, por otra parte, fue el único partido que se desmarcó del acto, argumentando que no quiere apoyar las contradicciones de Ibarretxe sobre el terrorismo de ETA.

  • 1