lunes, 18 marzo 2019
17:53
, última actualización
Deportes

'No soy el salvador del Betis, pero ojalá podamos disfrutar como en 2005'

Ricardo Oliveira se presentó como nuevo jugador del Betis, club al que, advirtió, no llega como "salvador" aunque dispuesto a "disfrutar de nuevo como en 2005", cuando los verdiblancos, con el propio carioca en sus filas, conquistaron la Copa del Rey y se clasificaron para la Liga de Campeones. Foto: Real Betis

el 15 sep 2009 / 22:05 h.

Ricardo Oliveira se presentó como nuevo jugador del Betis, club al que, advirtió, no llega como "salvador" aunque dispuesto a "disfrutar de nuevo como en 2005", cuando los verdiblancos, con el propio carioca en sus filas, conquistaron la Copa del Rey y se clasificaron para la Liga de Campeones.

Oliveira, nacido el 6 de mayo de 1980 en Sao Paulo (Brasil), es internacional con la selección nacional de su país y ha firmado hasta junio de 2013 procedente de su anterior club, el Zaragoza, al que el Betis ha pagado cerca de 8 millones de euros por el 50 por ciento de sus derechos.

El punta fue elogiado en la presentación por el presidente bético, José león, quien recalcó que su regreso ha sido posible gracias a la gestión realizada por el consejero delegado, Manuel Ruiz de Lopera. "Si Don Manuel no hubiera hecho el esfuerzo, a título personal, en este fichaje no lo habríamos podido realizar, porque equipos como Marsella, Lyon, Panathinaikos, Spartak y nuestros vecinos (el Sevilla) han hecho todo lo posible para ficharlo. Pero lo importante es que Oliveira sólo quería venir al Betis y que el Zaragoza exigía el dinero en efectivo y el Betis se lo ha pagado a través de Lopera", dijo el dirigente.

Igualmente, León aseguró que la conformidad del fichaje no la recibió el Betis hasta el pasado sábado, en torno a las once y media de la noche. Así las cosas, León solicitó la unión de todo el beticismo para que valore el esfuerzo del club y de la plantilla y, juntos, superar el actual mal momento deportivo del equipo. "Esperamos que los goles de Oliveira sirvan para conseguir triunfos, pero es muy importante que hagamos un frente común y una unión entre todos, porque es la única forma de sacar esto adelante", añadió León.

Por su parte, el propio Oliveira resaltó su alegría por volver al Betis. "Estoy muy contento de estar aquí en mi casa, en este club donde me hice grande, con la esperanza de poder ayudar a mis compañeros", dijo. No en vano, el ariete admitió que nunca debería haberse marchado del Betis, hace tres años, dado que su paso por el Milan fue "una mala experiencia" y por el Zaragoza una "pésima experiencia". "Cuando estás aquí te quejas de muchas cosas, pero cuando me fui y vi lo que este club, que va por un camino creciente, lo eché de menos", agregó. Y es que sus diferencias con Lopera ya son cosa del pasado, tal y como admite el brasileño.

"Cuando uno es más joven hace cosas en las que, a lo mejor, se puede equivocar. Reconozco que me he equivocado en decisiones que tomé, pero eso ya es pasado. No tendría sentido estar en el Betis si tuviera algún problema con Don Manuel. Este es el club donde más éxitos he conseguido y cuando le dije a mi madre que volvía me dijo que nunca me vio jugar como lo hice cuando estaba en el Betis", aseveró.

Por supuesto, a Oliveira no se le escapa que, tal y como le ha comentado el entrenador, Paco Chaparro, deberá estar "mentalizado con el equipo para sufrir y para disfrutar", pero se centra ya en el choque del sábado contra el Sevilla, en el que confía en jugar, puesto que, añadió, está en perfectas condiciones físicas. "Llega un partido importante, contra el eterno rival y me encanta, porque es un encuentro que todo jugador quiere jugar. En ningún lado se vive un derbi como en Sevilla", refirió Oliveira, que también recordó los aplausos con los que le recompensó la afición sevillista recientemente, cuando marcó dos goles con el Zaragoza ante el Sevilla Atlético.

  • 1