Local

"No soy partidario de dinamitar los proyectos"

Aunque fue designado en 2009, Juan Ignacio Zoido lleva ya tres años en campaña y ahora afronta la recta final y decisiva. El candidato del PP a la Alcaldía  se siente libre de pactos y de acuerdos con minorías. Sólo la mayoría absoluta le permitirá gobernar.

el 19 jun 2010 / 18:25 h.

TAGS:

-Su rival será finalmente un candidato que parte como le ocurrió a usted, con un bajo nivel de conocimiento, ¿Hay un cierto paralelismo entre su trayectoria y la de Juan Espadas?
-Hay quien busca ese paralelismo, pero creo que hay grandes diferencias. Cuando salí hace cuatro años, lo hice con el respaldo de mi partido a nivel provincial, regional y nacional en el mismo momento. Sin embargo, él todavía no tiene de momento el respaldo de su partido a nivel nacional. Marco otra línea diferencial porque yo, desde que me otorgaron la responsabilidad de encabezar la lista de mi partido, decidí echarme a la calle a hablar con los sevillanos, y él en cambio recorre las agrupaciones del PSOE. Eso me lleva a poder decir ahora que llevo muchos años escuchando a los sevillanos y sé lo que quieren y lo que quiere Sevilla. Lo que le deseo a Espadas, y lo que tiene que hacer, es que se ponga cuanto antes manos a la obra, y tiene una oportunidad por delante: la de demostrarle a los ciudadanos si es capaz de mantener una distancia con el PSOE y defender a Sevilla y a los sevillanos por encima de su partido.

-¿Hubiera sido más fácil con Monteseirín?
-Desde el principio dije que me daba igual la decisión que tomara el PSOE. Sevilla necesita un cambio tranquilo que sólo puede garantizar el PP. Podemos garantizarle a todos los sevillanos, tengan la ideología que tengan, y vivan donde vivan, que los intereses generales van a estar atendidos por encima de los intereses de  partido. Y al mismo tiempo somos la única opción que garantiza un programa de gobierno que, escuchando a todo el mundo, no sea rehén de una minoría. Sevilla en 20 años no ha sido capaz de tener una línea de gobierno que defienda los intereses generales. Siempre ha habido una minoría que la ha condicionado en uno u otro sentido.  

-Habla de no ser rehén de minorías, pero en 2007 le ofreció un pacto a IU...
-Lo único que le pedí a IU fue que dejara gobernar a la lista más votada. Eso no es ofrecerle un gobierno a IU. Entre IU y PP hay unas diferencias insalvables,pero sobre todo con la IU que hay en Sevilla, radicalizada e inmersa en casos de corrupción y despilfarro de dinero público. Y se hizo entonces con el convencimiento de que quizá nos encontráramos a una IU que hubiera recapacitado y se encontrara en una onda más cercana a la de Anguita o Rejón. Pero no, salió una izquierda radicalizada en sus planteamientos ideológicos e inmersa en casos de corrupción. Esa IU ha marcado la política de la ciudad y el PSOE no tiene más remedio que entregarse a los brazos de esa minoría que impide que Sevilla sea moderna y avance

-Se refiere a una minoría radicalizada, pero ningún sondeo revela un desgaste de IU. ¿No va su mensaje de estos años más dirigido al electorado socialista?
-Soy de los que digo que no hay más encuestas que la del 22 de mayo. Pero estoy convencido de que la gente no está contenta con el equipo de gobierno. Y el desgaste no va a ser sólo del PSOE, sino también de IU por la política que están haciendo y por una corrupción que les va a pasar factura. Al ciudadano no le gusta que se esté en política para cosas como el caso Mercasevilla, las contrataciones de Lolo Silva o de la fundación DeSevilla.  

-¿No están ya amortizados casos como Mercasevilla? ¿No han tocado techo?
-Todavía hay que descubrir muchas cosas. Cada día que nos aportan documentación nos sorprendemos porque hay nuevas facturas falsas y nuevas irregularidades. Asisto de forma asombrada a ver cómo se dice con tanta claridad cómo se hace el dinero negro. Se repite el modus operandi de Unidad. Los gobiernos de Monteseirín han estado presididos por el escándalo, no de ahora sino de antiguo. Porque los mismos que están o sus amigos fueron los autores el desalojo de los Bermejales, de Unidad, de Macarena, de la contratación del primo de Monteseirín. Cada día afloran nuevos casos que alarman a la ciudad, y en ellos están relacionados PSOE e IU. Y al final habrá imputados, cuando los haya, si los hay, porque eso lo decide la autoridad judicial, pero ahí están los hechos. Y ni el PSOE ni IU les han puesto freno.

-Pero los intentos del PP por imputar a Torrijos, Monteseirín o Mir no han dado resultado...
-Cuando pedimos la imputación de Monteseirín y Marchena, entre otros, fue por la publicación  de las grabaciones. La juez, con buen criterio, está investigando los hechos, y ya decidirá a quién, por qué y si imputa o no a algún responsable político. En su día lo pedimos por aquellas conversaciones. Ahora le corresponde a la juez, y si nosotros tenemos que decir en algún momento que no estábamos acertados, no tendremos problemas en reconocerlo.

-Espadas, como ya hizo IU, pidió hace poco un pacto sobre Mercasevilla y Tussam para salvarlas, ¿está dispuesto el PP?
-He defendido la despolitización de la gestión de las empresas públicas del Ayuntamiento, y me he comprometido en poner y dejar en ellas a personal cualificado y profesionales que las hagan rentables. Lo que no podemos hacer a cambio es tapar las irregularidades. Le ofrezco este pacto por la seriedad y por averiguar la verdad de lo ocurrido. Pero pactos para tapar las irregularidades, ninguno.

-El pacto pasaba también por Tussam. ¿qué propone el PP pasa salvar la empresa?
-Tussam fue recibida hace once años por Monteseirín con 90 millones de viajeros y cero pérdidas, y ahora tiene 136 millones de pérdidas y ocho millones menos de viajeros. Se ha hecho una nefasta gestión. Hay que buscar gestores capaces de sacar la empresa.

-¿Está o no de acuerdo con privatizar líneas?
-Soy partidario de mantener el servicio público. Pero si en algún momento hay que mantener un acuerdo para que una línea la pueda gestionar la iniciativa privada, no por eso tiene que disminuirse el servicio público. Lo que apoyaré decididamente, siempre, es el carácter exclusivo y de empresa municipal de Tussam.

-¿Se cree que la Encarnación estará en diciembre?
-Es el mayor fracaso, o uno de los mayores, de Monteseirín. Pasará a la historia como el alcalde que se empeñó en hacer un proyecto que se ha demostrado inviable.

  • 1