Local

No tan accidental

Las cifras son abrumadoras: los accidentes de tráfico se cobran cada día dos vidas en Andalucía, dejan heridas de gravedad a 12 personas y con lesiones de diversa consideración a otras 70. Según los expertos, son la primera causa de lesión medular traumática y de incapacidad laboral en los jóvenes.

el 14 sep 2009 / 20:28 h.

TAGS:

Las cifras son abrumadoras: los accidentes de tráfico se cobran cada día dos vidas en Andalucía, dejan heridas de gravedad a 12 personas y con lesiones de diversa consideración a otras 70. Según los expertos, son la primera causa de lesión medular traumática y de incapacidad laboral en los jóvenes.

Pedro es uno de los afectados. Participó involuntariamente en un accidente mortal en febrero de 2001.

Tenía sólo 20 años. Volvía a casa tras una noche de fiesta. No probó ni una gota de alcohol "porque siempre he pensado que hay algo de cierto en la frase Si bebes, no conduzcas". Esa noche lo comprobó. "Aunque todo estaba muy oscuro, vi un vehículo gris plata de frente, invadiendo mi carril, que no se quitaba de en medio por más que le pitaba y le daba con las luces largas". El siguiente recuerdo le llega desde su habitación en el hospital. "Sé que la otra persona falleció en el choque. Iba bebido. Dicen que yo tuve mucha suerte. Pero eso lo piensa quien no vive amarrado a una silla de ruedas".

Seis años después, "he aprendido a no enfadarme cuando veo un coche aparcado en el desnivel de la acera. A conducir mi propio vehículo adaptado, y a ser un poquito autosuficiente. Todo a costa de mucho dinero, porque he tenido que adaptar parte de mi casa, y mucha, mucha paciencia".

Desgraciadamente, esta dramática historia está a la orden del día y no sólo se reproduce los fines de semana. Es el aviso que lanza Rafael Muriel, jefe de servicio de Participación y Acción Social de la dirección de Salud Pública. Fue una de las advertencias a la que se llegó en la convención de expertos celebrada la pasada semana en Granada. "Hemos encontrado algunas correlaciones tras estudiar los accidentes. Y el resultado es el siguiente: en la zona urbana la víctima tipo es un hombre de 14 a 20 años, en ciclomotor, que incumple las normas de tráfico en la aurora de los sábados y domingos. En la carretera, se trata de un adulto joven (de 20 a 30 años) que va en un vehículo ligero con cinco ocupantes cualquier día de la semana. Aquí los siniestros se asocian al alcohol y la velocidad".

La buena noticia es que los expertos aseguran que se pueden prevenir si no todos, la gran mayoría de los accidentes. Y que aunque el parque móvil en España es hoy casi el triple que en 1980, el número de accidentes mortales ha disminuido en un 10%.

Medidas positivas.

La entrada del carné por puntos, una mayor concienciación de los conductores, y el Plan de Accidentabilidad que la consejería de Salud iniciado este año y desarrollará hasta 2012 han influido en este descenso. No obstante, tanto Rafael Muriel como Carmen Echevarría, directora del plan andaluz, reconocen que la asistencia sanitaria aún flaquea en la rehabilitación integral de los accidentados y la coordinación de las distintas instituciones que deben asumirla. "Las principales secuelas son las lesiones medulares, los traumatismos craneoencefálicos, las quemaduras y las amputaciones", precisa Echevarría.

Por ello, una de las 181 medidas que se proyectan es la construcción de una unidad de referencia para los enfermos medulares en el Hospital Militar de Sevilla "en la que ya trabajamos para que asista puntualmente las alteraciones más graves o infrecuentes. Porque la hospitalización y el seguimiento de estos pacientes continuará en las unidades de los hospitales Virgen del Rocío, Virgen de las Nieves o Puerta del Mar". Se garantizará que la asistencia en casos de emergencia no supere los 15 minutos en la ciudad y los 20 en las zonas rurales. Y se prevé que el traslado de los accidentados se haga al hospital más cualificado para la lesión y no al más próximo. "Se evitaría, con ello, el 18% de las muertes".

Echevarría también explicó que en 2008 se cerrarán otras disposiciones para la prevención y tratamiento de los percances caseros y de ocio. "Sin duda, la cocina, el cuarto de estar y el baño son los lugares más peligrosos. El 46% de los casos, por caídas. Ellas son las que más se lesionan. En los hombres, en cambio, predominan los cortes y desgarros".

  • 1