Local

No tiene nombre

Incalificable. O que cada lector proponga un adjetivo para quien se ha permitido la temeridad de lanzar un objeto contra la luna trasera de un autobús de Casal que transportaba a primera hora de la mañana a niños de primaria. Hay una huelga planteada. No se ha visto al bárbaro que hizo semejante cosa.

el 15 sep 2009 / 01:15 h.

Incalificable. O que cada lector proponga un adjetivo para quien se ha permitido la temeridad de lanzar un objeto contra la luna trasera de un autobús de Casal que transportaba a primera hora de la mañana a niños de primaria. Hay una huelga planteada. No se ha visto al bárbaro que hizo semejante cosa. Pero desde la dirección de la empresa nos subrayan que el contexto es el que es. A este hecho se suman otros tantos incidentes de autobuses en marcha, como el registrado en la ruta Sevilla-Ayamonte y que no hirió a un pasajero de milagro, también con otra luna rota.

Y como no se conoce a los causantes, por lo menos que se impida a nadie hacer de las suyas. No hay mejor manera de perder la razón. Y si se pretende llevarla, son los propios trabajadores los que tienen que impedir que sucedan hechos como los conocidos. Que se pongan durante un solo minuto como padres y no como profesionales. No consentirían que nadie hiriera a un hijo suyo.

Periodista. opinion@correoandalucia.es

  • 1