jueves, 21 febrero 2019
15:41
, última actualización
Economía

No todo va a ser A400M

Tablada asume los trabajos de la pértiga de reabastecimiento en vuelo.

el 29 jun 2010 / 19:36 h.

TAGS:

Varios operarios trabajan en la pértiga o 'boom' de reabastecimiento en vuelo para aviones.

No, no lo es. Cierto que el A400M, ese avión de transporte militar que entra en San Pablo en forma de piezas procedentes de media Europa y sale volando, es el que ha situado el nombre de Sevilla junto al de otras grandes ciudades europeas vinculadas a la industria aeronáutica, pero también es verdad que Sevilla es más que el A400M.

Porque el A400M es presente -más bien futuro, a la espera de que se inicie su producción en serie y deje atrás los retrasos-, pero existen otras realidades que son las que sustentan la actividad aeronáutica en la ciudad. Sólo hay que volver la vista a un lado y encontraremos, por ejemplo, la factoría de Tablada, la más antigua que Airbus Military -heredera de CASA- montó en Sevilla, allá por 1941.

Esa planta, donde se producen piezas para el superjumbo A380, que es responsable del estabilizador horizontal (HTP) del A400M así como del ensamblaje del fuselaje de los aviones de transporte CN235 y C295 que se terminan de montar en San Pablo y que también fabrica para Boeing, alberga desde marzo carga de trabajo de uno de los programas en los que el consorcio europeo EADS tiene depositadas grandes esperanzas de futuro.

Se trata del A330 MRTT, el avión cisterna de repostaje en vuelo sobre la plataforma de un A330, que ha ganado los cinco concursos públicos a los que se ha presentado.

Tablada puede presumir de ser la única planta que suministra a las instalaciones de Airbus Military en Getafe (Madrid) -donde se transforma el A330 en tanquero- la pértiga o boom, que es la conducción por la que discurre el combustible y que permite el reabastecimiento a otro avión en pleno vuelo, y del que le separan apenas 18 metros, que es la extensión de esta estructura que es capaz de dispensar 2.270 litros por minuto.

La tecnología ha sido desarrollada por la compañía, pero la integración de la estructura de la pértiga y de los sistemas eléctrico, hidráulico y mecánico que incorpora la firma Tablada. Su valor estratégico reside, según explica Manuel Oliva, responsable de Producción de la sección MRTT, en que es un producto que se entrega ya terminado y probado a Getafe, sin más intermediación, listo para ser enganchado al avión.

Las piezas que conforman el boom también tienen sello sevillano, pues la firma Consur es la que provee la estructura exterior, mientras que la estructura telescópica, que es la que se despliega desde su interior para suministrar el combustible, corresponde a Sevilla Control, indica José Corcía, coordinador lean (organización más eficiente) de la planta.

Hasta la fecha son 28 los aviones de este tipo que se han encargado por parte de cuatro países: Australia, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y el Reino Unido. De éstos, la mitad incorporará el sistema de pértiga responsabilidad de Tablada, que está preparado también para establecer contactos incluso nocturnos, precisa Manuel Bernárdez, del departamento de Ingeniería.

Claro que la atención está centrada en qué ocurrirá con el contrato para renovar la flota de tanqueros de las Fuerzas Aéreas de EEUU, cuyas ofertas se presentarán en la primera quincena de julio y a la que EADS concurrirá en solitario con su filial EADS North America, aunque su resultado no se conocerá hasta noviembre. Un jugoso contrato valorado en 35.000 millones de dólares.

Mientras tanto, Tablada ha tomado el testigo de los trabajos del boom, que antes asumía la madrileña CESA, participada en un 60% por Airbus Military. La pértiga en la que trabaja se integrará en el quinto avión de los adquiridos por Emiratos Árabes Unidos y será entregada a Getafe el próximo otoño.

Pero Tablada no sólo se ocupa de la pértiga. Un equipo de 25 personas se reparte el trabajo de varios subconjuntos del tanquero y de los pilones que, bajo las alas, proporcionan otra variante para suministrar combustible en vuelo.

  • 1