Local

Noara supera con éxito las primeras 24 horas tras el transplante de hígado

Eran las horas más críticas, pero la fuerza de Noara parece que se impone y su pequeño cuerpo, de tan sólo 6 meses, está haciendo suyo el hígado que el pasado martes le fue trasplantado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Su madre, Rocío, de 17 años, está "contenta, pero intranquila".

el 14 sep 2009 / 19:58 h.

TAGS:

Eran las horas más críticas, pero la fuerza de Noara parece que se impone y su pequeño cuerpo, de tan sólo 6 meses, está haciendo suyo el hígado que el pasado martes le fue trasplantado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Su madre, Rocío, de 17 años, está "contenta, pero intranquila".

"Aceptable". Así calificaron ayer los médicos la evolución del bebé de Camas en las primeras 24 horas que han transcurrido desde que le fuera implantado el hígado de un donante, que llegó a última hora del pasado lunes y que era compatible con ella.

El centro hospitalario indicó en su parte médico, emitido ayer por la mañana, que "la función del injerto es adecuada", mientras que la situación hemodinámica de la paciente es "estable". No obstante, la pequeña, que permanece ingresada en la UCI, se encuentra aún sometida a ventilación mecánica, aunque si su recuperación continúa siendo favorable, se le podrá retirar en las próximas horas.

Su madre, la menor que solicitó permiso judicial para poder donarle parte de su hígado si hubiera sido necesario, aseguró que "se encuentra muy contenta", aunque reconoció que había pasado la noche "muy intranquila hasta ver cómo evolucionaba". Todavía está "asustada".

Y es que aunque todo marcha correctamente, aún no ha pasado la fase de riesgo, pues, tal y como explicaron los médicos el pasado martes en la rueda de prensa tras la intervención, pese a que las primeras 24 horas son las de más riesgos "se pueden producir cambios más tarde". Según expusieron los médicos a la familia, los niveles de bilirrubina están en las cantidades adecuadas, lo que hace indicar "que el hígado le está funcionando" al bebé. Además, no se ha encontrado ningún signo de hemorragia.

Rocío, que se mantiene día y noche en la sala de espera de la UCI, afirmó que tiene mucha esperanza en que todo salga con éxito, más cuando Noara ha superado como "una campeona" -como la califica su tía Isabel- las horas más críticas. La joven se deshizo en elogios de nuevo a la familia del donante, un niño fallecido de entre 8 y 12 años, porque "gracias a su gesto se han salvado varias vidas". No hizo falta que la madre se sometiera a una peligrosa operación.

La bebé sufría la enfermedad conocida como atresia de vías biliares, dolencia incompatible con la vida, por lo que se la incluyó en lista de espera para recibir un hígado. Al final le fue trasplantado, en una intervención que duró más de ocho horas.

  • 1