Local

Noche de lobos: Sevilla admirada a la luz del ángulo más oscuro

La festividad de Todos los Santos permite visitar los lugares más misteriosos.

el 03 nov 2012 / 20:52 h.

TAGS:

Un angelito del cementerio de San Fernando clama paciencia al cielo.

¿Qué tienen en común el cementerio de San Fernando, la Facultad de Bellas Artes, el camposanto de los Ingleses, la Casa de la Loca de Palomares y la contrafachada del Teatro Lope de Vega? La respuesta habría que hallarla diseminada en la red o esparcida por las múltiples páginas de misterio que se han derramado sobre Sevilla. Todos esos espacios, y muchos otros más son lugares donde el Más Allá se cruza con el más acá y, en algunas ocasiones, saltan chispas en forma de apariciones y psicofonías. O al menos eso dicen cazafantasmas como Javier Arrecha, del espacio web Lo oculto. "Surgió de forma espontánea, pero lo que empezó siendo un grupo de amigos se ha acabado convirtiendo en una improvisada ruta guiada por la Sevilla mistérica en el Puente de Todos los Santos", explica.

En estos días no han sido los únicos que han encaminado sus pasos hacia atracciones poco transitadas y, en la mayoría de los casos, desapercibidas para el turista habitual cuyo mayor misterio consiste en averiguar cuánto cuesta el pionono de La Campana. En Engranajes Culturales, habituados a devanarse los sesos para proponer nuevas vueltas de tuerca a la ciudad, se les ha ocurrido incursionar respetuosamente en el cementerio de San Fernando durante todos los sábados del mes de noviembre. Y quienes quieran descubrir algunos de los nombres más ilustres que yacen al otro lado de los cipreses no tienen más que personarse allí los citados días a las 12.00 del mediodía. También habrá alguna fantasmagórica anécdota, pero esta se revelará sobre la marcha.

Otro grupo de turistas, llegado de distintos puntos de Andalucía, curioseaban el sábado por la mañana por San Jerónimo. No les movía un afán sociológico por conocer el barrio, sino más bien un denonado interés por ver de cerca el conocido como cementerio de los Ingleses, uno de los espacios más en tinieblas de todo Híspalis. Protegido por una marmórea tapia y cerrado a cal y canto durante más de una década, el camposanto sólo puede otearse desde alguna altura cercana al lugar. Ni la Embajada del Reino Unido ni el Ayuntamiento de Sevilla tienen interés en abrir a las visitas este jardín espectral en el que descansan numerosos soldados de la batalla de Trafalgar y hasta uno de los primeros fundadores del Sevilla Fútbol Club. "Es además uno de los principales focos de Andalucía donde grabar voces del otro lado", sentenciaba ayer María Josefa con un marchamo de rotundidad ante el que parecía en balde poner en cuestión semejante afirmación.

La Casa de la Loca, en la carretera que une Brenes con Palomares del Río, y la Facultad de Bellas Artes han sido otros de los sitios que, a tenor de los múltiples foros existentes consagrados a la fantasmagoría, reciben estos días las visitas de impenitentes curiosos que, grabadora en mano, aspiran a llevarse un saludo de algún espíritu burlón.

  • 1